En el AICM el suelo vale menos que en toda la CDMX

La zona padece rezagos; mientras que en el sur hay 24 universidades por cada 100 mil habitantes, en la zona del aeropuerto sólo hay 2.5

Por Israel Zamarrón

En la zona del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y sus 39 colonias aledañas se vive un estancamiento del desarrollo que ha provocado la depreciación del valor del suelo, incluso por debajo del promedio de la capital.

Así lo concluye la Secretaría de Desarrollo Económico del Gobierno capitalino en la opinión de la capital sobre ¿Qué hacer si el aeropuerto se va de la Ciudad?, presentada este miércoles en el Museo de la Ciudad de México.

Mientras en las 39 colonias aledañas al AICM el valor del suelo por metro cuadrado es de 13 mil 900 pesos, el promedio en el conjunto de la Ciudad de México es de 17 mil 800 pesos, alertó la dependencia que preside Salomón Chertorivski.

Y más todavía, el valor del suelo en esa zona es diametralmente opuesto al de de Polanco, en la Miguel Hidalgo, donde el costo del suelo por metro cuadrado supera los 63 mil pesos, lo cual demuestra una brecha de desarrollo entre el oriente y el centro, sur y poniente de la capital.

TAMBIÉN PUEDES LEER

CDMX y no Gobierno federal debe decidir sobre AICM: Chertorivski

SCT analizará criterios de Cofece sobre falta de competencia en AICM

Carritos desplazan a maleteros del AICM y les reducen propinas

Al respecto, el documento sentencia: “centro, sur y poniente, generadores de riqueza y empleo, y oriente, norte y AICM, ciudades dormitorio y economías incipientes”.

Rezago

La zona del AICM presenta rezagos en hospitales y universidades, por ejemplo. Mientras que en el sur hay 24 universidades por cada 100 mil habitantes, en la zona del aeropuerto sólo hay 2.5, es decir, una diferencia 10 veces menor en la infraestructura educativa de nivel superior.

El aeropuerto está rodeado por las concentraciones más importantes de pobreza urbana. Gustavo A. Madero, Iztacalco, Venustiano Carranza y Nezahualcóyotl, por ejemplo, concentran 1 millón 40 mil 158 personas en condición de pobreza. De éstos, el 91% están en pobreza moderada y el 9% en pobreza extrema.

Por ello el documento alerta: “es posible que en alguna época del siglo pasado, la recepción y la partida de vuelos comerciales y de carga haya sido motor de crecimiento, empleo y dinámica económica. No obstante, la presencia del AICM se ha vuelto un factor de empobrecimiento urbano”.

En la zona de influencia inmediata del aeropuerto (39 colonias) se ubican 146 mil 817 viviendas donde residen 467 mil 756 personas. El 42% cuenta con educación posbásica y 32% no tiene derechohabiencia a servicios de salud.

La mayor parte de la superficie de la zona inmediata de influencia se destina al uso habitacional (42%). Le siguen el uso de espacios abiertos y deportivos, con el 12% del territorio. Por su parte, los usos de educación, salud y cultura juntos representan menos del 3% del territorio.

¿Qué pide la gente?

La Secretaría de Desarrollo Económico realizó mil 276 encuestas para conocer la opinión de los habitantes de colonias aledañas sobre el uso que se le deben dar a las 710 hectáreas del actual AICM.

Los resultados mostrados en el documento que se presentó hoy indican que los capitalinos de esa zona prefieren una Ciudad Universitaria; una Reserva Ecológica o Bosque Natural y en tercer puesto un Gran Centro Médico.

Las tres opciones que menos aceptación generaron son un parque industrial; una zona comercial y un centro de negocios internacionales.

Además otra conclusión es que no pueden operar en paralelo los dos aeropuertos: “el AICM ya tiene canceladas sus posibilidades de crecimiento, y que por su saturación y obsolescencia, no tiene el potencial para ofrecer nuevas oportunidades de desarrollo”.

Por ello, la importancia de la intervención del Aeropuerto radica en realizar un proyecto que propicie la integración del oriente urbano con las zonas más prósperas de la metrópoli, facilite iniciativas asociadas a la sociedad del conocimiento y la innovación, amplíe y mejore las opciones de esparcimiento y abra espacios públicos incluyentes para esa zona.

Incluso en caso de elaborarse un Plan Maestro con horizonte a 50 o 100 años, se tendría que integrar y fusionar dentro de la iniciativa al parque Alameda Oriente, el conjunto de ASA (Aeropuertos y Servicios Auxiliares), el Deportivo Oceanía y el Bosque de San Juan de Aragón. Un conjunto de esta magnitud podría superar las mil 300 hectáreas y convertirse en un proyecto sin comparación a nivel mundial.

Defienden rectoría

A decir del titular de Sedeco, Salomón Chertorivski, el actual AICM tampoco debe ser un centro de apalcanamiento o financiamiento que sirva al nuevo Aeropuerto Internacional que se instalará en Texcoco, sino una zona que genere mayor desarrollo y beneficio para la zona oriente de la capital.

“Los predios que se encuentran en los terrenos de la Ciudad México no pueden ser usados para apalancar o dejar en garantía el financiamiento del nuevo aeropuerto. Ambos proyectos son lo suficientemente grandes y estratégicos para millones de mexicanos, como para que el éxito de uno dependa del desfonde o la inhabilitación del otro”, dijo Chertorivski.

El Aeropuerto Internacional se mudará a terrenos de Texcoco y entrará en operación en octubre de 2020, de acuerdo con cálculos de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte del Gobierno federal.

Por ello, insistió el secretario de Desarrollo Económico capitalino, al quedar en desuso el actual AICM, es el Gobierno de la Ciudad quien tiene rectoría sobre los usos de suelo en esas 710 hectáreas que ocupa hoy el inmueble.

Loading...
Revisa el siguiente artículo