Estas son las críticas y acusaciones a integrantes del GIEI

Algunos de los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) han sido cuestionados por su labor y supuesta fabricación de culpable

Por Fabiola Ayala

A un mes de que termine el trabajo de los cinco integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) por el caso Igual a en México, se han dado a conocer expedientes en contra de algunos de ellos.

El grupo está conformado por Carlos Martín Beristain, Angela Buitrago, Francisco Cox Vial, Claudia Paz y Paz y Alejandro Valencia Villa.

En lo que respecta a la colombiana Ángela Buitrago, doctora en Derecho y Sociología, con especialización en Derecho Oenal y Ciencias Criminológicas, se le ha señalado de por crear pruebas falsas.

Al menos así lo dio a conocer en enero pasado, el coronel colombiano en retiro Luis Alfonso Plazas Vega quien presentó una denuncia contra Buitrago. Refirió que estuvo preso ocho años y fue liberado en diciembre pasado por la Corte Suprema de su país al considerar que no había pruebas suficientes en su contra por el delito de desaparición forzada que le había imputado la entonces fiscal colombiana Ángela Buitrago.

El militar en retiro, quien lideró la operación en 1985 contra la guerrilla del M-19 para la retoma del Palacio de Justicia de Colombia, había sido condenado por la desaparición “forzada agravada” de siete trabajadores de la cafetería del Palacio, tres visitantes ocasionales y una guerrillera.

Por ello dijo que como fiscal, Buitrago, es responsable de graves violaciones a sus garantías fundamentales ya formuló la acusación en su contra con irregularidades halladas en una supuesta declaración.

El Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública ha señalado que Ángela María Buitrago y Claudia Paz y Paz “tienen una agenda ideológica y política proterrorista” que ha llevado al GIEI a “encubrir al Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI)”.

Mientras que el abogado chileno Francisco Cox, se le ha criticado por trabajar para el GIEI en México y recibir un sueldo de 136 mil pesos mensuales, además de trabajar para la fundación Uganda Victims desde mediados de 2015, sin salario alguno, según difundió el diario La Razón.

Dicha fundación defiende a las víctimas de los crímenes de Dominic Ongwen, el niño soldado acusado de secuestrar, violar y matar a miles de personas (actualmente en prisión a la espera de ser enjuiciado), lo que implica que tenga que desplazarse a ese continente constantemente.

En octubre de 2005 se dio a conocer que el Gobierno de México destinaría cerca de dos millones de dólares a la Organización de los Estados Americanos (OEA) para financiar los gastos del GIEI, según lo confirmaron Emilio Rabasa Gamboa, representante de México ante la OEA, y Ángela María Buitrago.

También puedes leer:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo