Dejan 45 muertos enfrentamientos entre yihadistas y fuerzas de Túnez

Los miembros del Estado Islámico se habían infiltrado en el país desde Libia

Por Notimex

Al menos 45 personas murieron hoy, incluidos 28 presuntos terroristas, durante enfrentamientos entre el Ejército de Túnez y yihadistas del Estado Islámico (EI) que se habían infiltrado en el país desde la vecina Libia.

Los yihadistas atacaron un puesto de control y un cuartel militar en la localidad de Jellal, en Ben Guerdane, en el sureste de Túnez, en el que es el segundo incidente armado de esta naturaleza en los últimos cinco días en la frontera con Libia, según fuentes de seguridad tunecinas.

Entre las 45 víctimas mortales, 28 son integrantes del EI, 10 miembros de las fuerzas de seguridad tunecinas y siete civiles, de acuerdo con el balance difundido por el Ministerio local del Interior, difundido por la agencia de prensa de Túnez TAP.

Los enfrentamientos, que comenzaron la noche del domingo cuando varios milicianos llegados desde Libia atacaron un puesto de control de la Policía tunecina y un cuartel del Ejército, cesaron tras varias horas de intenso intercambio de disparos.

El miércoles pasado, unidades especiales de la lucha antiterrorista de Túnez abatieron a cinco yihadistas que se habían infiltrado en el país desde Libia y tomado a una familia como rehén en una casa situada en el Auya, una pequeña localidad a 10 kilómetros de Ben Guerdane.

Ante la situación, el gobierno tunecino ordenó este lunes el cierre de la frontera con Libia y restringió el acceso a las regiones del sur, además decretó un toque de queda nocturno en la ciudad de Ben Guerdane, ubicada a escasos kilómetros de la frontera libia.

Según el Ministerio tunecino del Interior, el tránsito ha sido interrumpido a través del paso fronterizo de Ras Jedir, situado a unos 50 kilómetros del lugar del ataque, además ha prohibido el acceso a la turística isla de Yerba y a las zonas del desierto.

Asimismo, las autoridades han establecido un cordón de seguridad en las entradas y salidas de Ben Guerdane, lugar desde el que los extremistas han partido para sumarse a la red Al Qaeda o al EI.

La policía fronteriza tunecina estaba en estado de alerta máxima desde hace dos semanas cuando aviones estadunidenses mataron a 50 personas durante un bombardeo contra supuestos objetivos de la rama libia del EI en la ciudad libia de Sabratah, cerca a la frontera con Túnez.

Según el Pentágono, el objetivo del bombardeo era matar a Nourdine Chouchane, un cabecilla yihadista tunecino al que se le acusa de instigar dos de los tres atentados que Túnez sufrió en 2015.

Las zona de desierto del sur de Túnez que se extiende entre Libia y Argelia se han convertido en los últimos años en lugar de reunión y paso de cientos de yihadistas procedentes de todos los puntos del norte de África que pretenden sumarse a la lucha armada en territorio libio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo