Clinton y Sanders prometen superar a Obama en alivio migratorio

Dijeron que de llegar a la presidencia no deportarán ni a menores de edad ni a indocumentados sin antecedentes criminales

Por Notimex

Hillary Clinton y Bernie Sanders se comprometieron esta noche a buscar una reforma migratoria con ruta a la ciudadanía estadunidense y ofrecieron ir más allá que el presidente Barack Obama en dar alivio migratorio a inmigrantes indocumentados.

En el primer debate de la temporada electoral organizado por la cadena televisiva en español Univision, tanto Clinton como Sanders dijeron que de llegar a la presidencia no deportarán ni a menores de edad ni a indocumentados sin antecedentes criminales,

“No tengo la misma política que tiene la actual administración… paremos la redadas, las deportaciones de la gente que está viviendo aquí.. no deportaré niños, no quiero deportar familias”, dijo Clinton en el debate celebrado en el Miami-Dade Community College.

“No deportaré a las personas que no tengan antecedentes penales… las personas que vivan ilegalmente en Estados Unidos no sólo no deben ser deportadas, sino deben tener una ruta a la ciudadanía”, añadió.

La administración Obama ha deportado a más de 2.5 millones de inmigrantes indocumentados, la mayoría mexicanos, en los últimos 7 años.

Sanders ofreció una garantía similar, así como promover una reforma migratoria y, de no ser posible, ir más allá que las acciones ejecutivas que ha adoptado el presidente Obama, y que serán dirimidas en la Suprema Corte de Justicia.

Obama ordenó en noviembre de 2014 una ampliación del Programa de Acción Diferida Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) y su variante para adultos DAPA, para beneficiar a unos 5 millones de inmigrantes indocumentados, la mayoría mexicanos.

Clinton hizo una promesa similar de ampliar los beneficios de DACA y DAPA, así como convertir la reforma migratoria integral con ruta a la ciudadanía como una prioridad en sus primeros 100 días de gobierno de ser electa presidenta.

El tema migratorio ocupó un lugar central en el debate y fue escenario de recriminaciones mutuas entre Clinton y Sanders de haber defendido posiciones contrarias a los inmigrantes.

Clinton acusó a Sanders de haber votado en contra de la iniciativa de reforma migratoria de 2007 y de haber votado en su época de representante por una iniciativa que defendió al grupo de vigilantes fronterizos conocidos como Minute Men.

Sanders justificó su voto en contra bajo el argumento de que la iniciativa de ley incluía un plan de trabajadores temporales que podía haber derivado en una forma moderna de esclavitud, según grupos defensores de los derechos civiles.

En cambio, Sanders acusó a Clinton de haber apoyado la deportación de niños indocumentados centroamericanos durante la crisis de llegadas de menores en el 2014.

Aunque Clinton no negó haber hecho esos comentarios, aseguró que apoya que los menores de edad reciban el proceso debido de ley y que se considere la posibilidad de que sean objeto de asilo político.

Loading...
Revisa el siguiente artículo