Kate del Castillo cuenta su verdad sobre “el Chapo” en The New Yorker

Habló del encuentro con el capo, la cacería de brujas del gobierno mexicano y su vida después de su vínculo con el líder del Cártel de Sinaloa

Por Iván Cabrera

​Dos meses después de que Kate del Castillo se convirtiera en protagonista en la vida de Joaquín Guzmán Loera, “el Chapo”, ofreció una larga entrevista con la revista The New Yorker, en la que habló del encuentro con el capo, la cacería de brujas del gobierno mexicano y su vida después de vincularla con el narcotraficante.

TE RECOMENDAMOS

“El Chapo” financió a “prominentes” políticos mexicanos, revela su hija

Kate del Castillo cuenta su verdad sobre “el Chapo” en The New Yorker

“Chapo” pide ser extraditado a EU; “ya no aguanta” ser interno en el Altiplano

Como se sabía, el contacto entre la actriz y el líder del Cártel de Sinaloa comenzó con un tuit en el que Kate le pedía al “Chapo” traficar con “amor”. Días después, abogados de Guzmán Loera la contactaron y ofrecieron filmar una película del criminal. “De inmediato dije que sí”, afirmó.

“¿Por qué yo?”, preguntó la actriz mexicana a los abogados, ante la propuesta de que se encargara de llevar a la pantalla la vida del capo. “Porque eres muy valiente. Porque eres franca. Porque siempre dices la verdad, incluso cuando se trata del gobierno. Porque vienes de una gran familia. Y porque él es un gran fan tuyo por ‘La Reina del Sur’”, serie sobre el mundo del narco.

Afirmó que en un primer momento no sabía si harían un documental o una película, hasta que todo quedó claro: “Él quería una gran película y me quería como la estrella”. Apuntó que no contó sobre el proyecto a casi nadie, sólo a un productor argentino llamado Fernando Sulichin y después a José Ibáñez.

El 9 de enero de 2015, Guzmán Loera firmó los derechos de historia a Kate del Castillo, para un proyecto coproducido por Sulichin e Ibáñez. Un notario dentro de la prisión del Altiplano fue testigo de la firma. Castillo dijo: “tal vez él pensó que podría entender su mundo, a su manera” por haber protagonizado a una narcotraficante en “La Reina del Sur”.

El 11 de julio de 2015, “el Chapo” se fugó del penal del Altiplano a través de un túnel. Cuando ella pensó que el proyecto había acabado, Sulichin le dijo que ahora era más “jugoso”. El argentino habló con un amigo sobre la fuga del criminal. Se trataba del actor Sean Penn, quien solicitó una reunión con Kate del Castillo, una vez que el productor le dijo que la mexicana tenía contacto con el capo.

Del Castillo, Sulichin y Penn se reunieron en un restaurante. De acuerdo con Kate, Sean Penn no mostró interés por la película, en cambio preguntó: “¿Podemos ir a verlo?”. La actriz le dijo que eso era peligroso, sobre todo porque “el Chapo” estaba huyendo del gobierno. “Puedo intentarlo”, le dijo al actor estadounidense.

SEAN PENN ¿LE MINTIÓ A KATE?

Después vino la reunión con el Chapo en el Triángulo Dorado, en la región que conforman Sinaloa, Chihuahua y Durango. Kate no sabía, según le dijo al reportero Robert Draper, que Penn llevaba consigo una carta del director de la revista Rolling Stone, Jann Wenner, en el que se le asignaba la labor periodística de entrevistar al capo. 

A pesar de que Sean escribió en su artículo para la Rolling Stone que había sido un acuerdo entrevistar al “Chapo”, Kate lo negó en The New Yorker: “es una total y completa mentira”, dijo la mexicana, quien esa noche ante el líder del narcotráfico escuchó la petición de Penn por primera vez.

Del Castillo recordó que esa noche, mientras era conducida a un dormitorio, le dijo al “Chapo”: “eres un hombre muy poderoso. Y sé que puedes hacer mucho bien. Hay un hombre bueno dentro de ti. Vamos a hacerlo”. Él reviró: “Tu tienes un gran corazón”.

Sean y “el Chapo” no se volvieron a reunir. Sin embargo, el actor comenzó a escribir un primer ensayo, antes de recibir un video en el que el capo contestaba algunas preguntas del actor. Después, Kate se encargó de enviar un borrador del artículo que saldría en Rolling Stone. “El Chapo” dijo: “Yo lo apruebo”.

Sean le mostró a Kate una versión de su escrito, que contenía pasajes que Guzmán Loera no había leído en los borradores y otros que simplemente no le parecieron reales a Del Castillo. Incluso descartó que hubieran pasado frente a un puesto militar y dos soldados dieron paso libre al auto conducido por uno de los hijos del “Chapo”.

“ME QUERÍA MORIR”

El 8 de enero de 2016, el gobierno mexicano recapturó a Guzmán Loera en Los Mochis. La Procuradora Arely Gómez informó que uno de los datos para atrapar al capo había sido la comunicación entre actores y productores, y el criminal.

“Me quería morir”, dijo Kate cuando escuchó a la funcionaria hablar sobre la línea de investigación.

Después de la publicación de la entrevista de Penn, fue evidente que el “gobierno mexicano fijó a Del Castillo como un objetivo de investigación”, especuló el periodista de The New Yorker en su trabajo titulado “The Go-between. The Mexican actress who dazzled El Chapo”.

Además, el reportero aseguró que “la saga ‘Chapo-Kate’ ha proporcionado una distracción de los asuntos domésticos mucho más graves: la desaparición sin resolver en 2014 de 43 estudiantes en Guerrero; las muertes, ese mismo año, de ocho mil personas relacionadas con la delincuencia organizada y la disminución del peso frente al dólar.

La presión de la prensa para conocer una declaración de Kate la llevó a refugiarse en su casa en Los Ángeles, ciudad de la que no ha salido por consejo de sus abogados. “Yo hago las cosas y nunca veo las consecuencias”.

Dijo que se identifica con “el Chapo” en el hecho de que como él, tuvo que salir de su país al no conseguir ninguna alternativa. “Me encanta México y he sido actriz desde que tenía nueve años. Ha sido una gran angustia para mí dejar mi país y tener que buscar otra cosa porque mi país no me da esas oportunidades”.

Señaló que la investigación del gobierno mexicano contra ella es una “cacería de brujas”. A pesar de que Kate claramente no quiere hacer enemigos en Hollywood, afirmó el periodista del semanario, está preocupada de que Penn, Sulichin e Ibáñez la dejaran expuesta al no incluirla como periodista.

Sobre la película con “el Chapo”, dijo que no salió como quiso, tiene la intención de llevarla a cabo hasta el final. Y parece que la actriz todavía tiene la venia del “Chapo”, pues la semana pasada, uno de los abogados del capo comentó a la AP que Kate seguía representando a Guzmán Loera, quien ordenó que la película tenía que seguir adelante.

Loading...
Revisa el siguiente artículo