Por capricho, diputados tiran a la basura casi 19 mdp

En 2013, los diputados --de la pasada legislatura— tenían en mente despoblar las instalaciones de San Lázaro, pues creían que el actual recinto era insuficiente

Por La Silla Rota

La idea de expandir la sede del Palacio Legislativo de San Lázaro hacía la avenida Congreso de la Unión quedó en un capricho y en el desembolso de 18 millones 560 mil pesos en un “proyecto ejecutivo” que hoy está archivado por inviable.

En 2013, los diputados –de la pasada legislatura— tenían en mente despoblar las instalaciones de San Lázaro, pues creían que el actual recinto era insuficiente para recibir a empleados y visitantes, por lo que era necesario expandirse.

En su idea de tener más edificios, los diputados creyeron conveniente usar la plaza que se encuentra frente a la fachada principal del Palacio Legislativo, en los terrenos de la vieja estación de ferrocarriles.

La propuesta de crecer avanzó y a través de una adjudicación directa contrataron, para que hiciera el proyecto ejecutivo, a la empresa “Ingeniería y Proyecto Santo Domingo S.A. de C.V.”.

Según el contrato DGAJ-OP-010/2013, la empresa cobró a la Cámara de Diputados 18 millones 560 mil pesos (con IVA), con una vigencia del 27 de diciembre de 2013 al 30 de mayo de 2014.

En ese momento, la empresa contratada se comprometió a realizar un “plan sinérgico” que conviviera de manera armónica con las avenidas y los pasos peatonales, recuperando espacios públicos.

La Silla Rota preguntó a la Cámara de Diputados, a través de una solicitud de transparencia, sobre el estatus financiero de este proyecto y respondió en el oficio No. LXIII/UT/0229/2016 que este tema se encuentra “concluido y totalmente pagado”.

Los actuales legisladores desconocen los detalles de esta propuesta de construir más edificios, además autoridades de San Lázaro explicaron que el proyecto no avanzó pues resultaba excesivamente caro y con complicaciones técnicas, respecto al tipo de suelo.

Incluso, expusieron que en un hipotético caso resultaría más fácil mudarse a otra sede, es decir, cerrar San Lázaro, pero por el momento esa idea no es parte de la agenda de los actuales grupos parlamentarios.

“Soñar sí cuesta caro”

De acuerdo con la idea de los ex diputados, se buscaba alojar frente al frontispicio de la Cámara de Diputados oficinas anexas, el museo y una biblioteca, los cuales actualmente se encuentran en el edificio “E” del Palacio Legislativo de San Lázaro.

Los ex legisladores también querían una “plazoleta-puente” que conectará estas nuevas instalaciones con el Palacio Legislativo de San Lázaro, con el propósito de también comunicarse directamente con el Centro Histórico de la Ciudad de México, a través de la calle Corregidora.

Incluso, legisladores que fueron parte del Comité de Administración de la pasada legislatura, tenían un estimado total de la obra que oscilaría en más de 500 millones de pesos, recursos que según ellos saldrían del “Ramo 23”.

PARA LEER LA NOTA IR A LA SILLA ROTA

Loading...
Revisa el siguiente artículo