Expropiación petrolera: diputados analizan retos de Pemex

Legisladores afirmaron que es necesario ver hacia adelante en el futuro de los hidrocarburos en México; otros, critican la reforma educativa

Por Notimex

Representantes de las ocho fuerzas políticas representadas en la Cámara de Diputados expresaron sus posturas con relación al 78 aniversario de la Expropiación Petrolera, que se conmemora este viernes 18 de marzo.

Los legisladores del PRI, PAN, PRD, PVEM, Morena, Nueva Alianza, Encuentro Social y Movimiento Ciudadano, abordaron la situación económica de Petróleos Mexicanos (Pemex) así como los retos que tiene que enfrentar, y sobre todo, la importancia de la reforma energética.

Por parte del PRI, el diputado Fernando Quetzalcóatl Moctezuma Pereda, enfatizó que a pesar de las bondades que trajo la expropiación petrolera en su tiempo, la reciente reforma energética era necesaria porque la era del petróleo fácil se terminó.

“De 2004 a 2014 se triplicó la inversión en exploración y producción, pero la producción cayó 25 por ciento”, apuntó.

Señaló que hubo errores, y uno fue el de un Ejecutivo federal (en alusión a la pasada administración federal) que “ofreció someter a deliberación de los gobiernos estatales quien se quedaba con una refinería de Pemex, ofreció refinerías (al estado de Hidalgo) y nunca cumplió”.

En tanto que el diputado del PAN, Enrique Pérez Rodríguez, indicó que esta conmemoración no debe de llevar a los legisladores a ver hacia al pasado, sino a la situación actual en la que se encuentra la industria energética.

Al posicionar por el PRD, el diputado Julio Saldaña Morán, dijo que este año se debería celebrar el 78 aniversario de la expropiación petrolera, uno de los actos más importantes del ejercicio de soberanía del país; sin embargo, rechazó que este año sea de festejo.

El diputado Luis Ignacio Avendaño Bermúdez, del PVEM, opinó que tanto la expropiación petrolera como la actual reforma energética representan dos sucesos históricos que sirvieron para “traer prosperidad, progreso y bienestar para los mexicanos; los hidrocarburos y Pemex siguen siendo propiedad de la nación”.

“La reforma energética representa una oportunidad histórica para detonar el potencial del sector energético, que servirá para atraer inversionistas, aumentar la capacidad productiva y hacerlo con mayor transparencia”, agregó.

En tanto, la coordinadora de Morena, Norma Rocío Nahle García, sostuvo que al aprobar la reforma energética, el Congreso de la Unión “echó por la borda todo lo que se hizo para resguardar los hidrocarburos y las riquezas naturales del país”.

Por Nueva Alianza, el diputado Mariano Lara Salazar mencionó que la expropiación petrolera es uno de los acontecimientos fundamentales en la construcción del México moderno, hizo un recuento histórico y comentó la importancia del sector energético a nivel mundial.

Pidió reivindicar los postulados de la defensa de los recursos, pero asumiendo el compromiso de transformar una industria que se encuentra estancada e impulsar un modelo basado en la sustentabilidad, con energías limpias.

Mientras que Gonzalo Guízar Valladares, del PES, aseveró que “hoy es una cuestión de carácter ideológico, si se abre o no este recurso al mercado”, pero resaltó que para su bancada la discusión “más allá de los términos ideológicos es un tema de reconciliación nacional”.

Finalmente, la diputada Verónica Delgadillo García, de Movimiento Ciudadano, externó que el petróleo mexicano no es solamente una cuestión de números y pesos, es también un símbolo de identidad que representa la soberanía del país.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo