Plantean medidas legales para abatir la contaminación en la CDMX

Por Notimex

De 2005 a 2010 hubo unas 38 mil muertes en el país por cáncer de pulmón, enfermedades cardiopulmonares e infecciones respiratorias asociadas a la contaminación atmosférica, indicó la legisladora María de los Ángeles Rodríguez Aguirre.

La presidenta de la Comisión de Cambio Climático de la Cámara de Diputados advirtió que los vehículos a motor liberan millones de toneladas de contaminantes a la atmósfera cada año, lo que genera esmog y problemas de polución del aire.

Expuso que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) los costos ambientales asociados a ese fenómeno llegan a 3.2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2014, lo que equivale a 542 mil 283 millones de pesos.

Mencionó que la Organización Mundial de Salud (OMS) señala que una reducción de la contaminación por partículas (PM10) de 70 a 20 microgramos por metro cúbico permitiría reducir en aproximadamente 15 por ciento las muertes relacionadas con la calidad del aire.

La panista comentó que según la Estrategia Nacional de Energía, ene 2010 en el país se emitieron a la atmósfera gases de efecto invernadero equivalentes a 748 millones de toneladas de CO2 (MtCO2e), 33 por ciento más, respecto a las emisiones de 1990.

Planteó que ante ello México requiere urgentemente medidas legales e integrales orientadas a la reducción de las emisiones de carbono, mejorar la calidad del aire y evitar en lo inmediato contingencias ambientales que paralicen las actividades físicas de las personas, las industrias y el transporte.

Rodríguez Aguirre además propuso reformar las leyes de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público y General de Cambio Climático, a fin de que la adquisición o arrendamiento de automóviles para transporte público o particular cumplan con estándares mínimos de eficiencia energética, con cero emisiones.

Adelantó que se consideran reformas en materia de acciones de mitigación al cambio climático, a fin de incorporar la evaluación, el uso, fomento y fabricación de automóviles no contaminantes, particularmente los híbridos y los eléctricos, o los de gas.

De igual forma, para que las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal de las entidades federativas y los municipios incorporen en sus acciones y políticas de mitigación la contratación de automóviles eléctricos e híbridos, así como los propulsados por gas.

Consideró que esos cambios optimizarán los esquemas de transporte público y privado a través del uso obligatorio de automóviles eficientes, sustentables y no contaminantes, “lo que nos ayudará a disminuir significativamente los gases de efecto invernadero”.

Unesco incluye a Cozumel en Red Mundial de Reservas de la Biosfera

Loading...
Revisa el siguiente artículo