#Confidencial: La “ayuda” de la Cuauhtémoc a candidatura de Zacatecas

Además el independiente que pone nervioso al PRI en Chihuahua, la ley del hielo de Mancera y Antonio Padierna y los problemas de salud entre el personal del gobierno de la CDMX.

Por Publimetro

En Zacatecas, un lugar donde parecía cantado el triunfo del PRI para continuar gobernando la entidad, las cosas se pintan de un color distinto y no es el amarillo. Nos dicen que las últimas mediciones están poniendo en un sitio competitivo al senador David Monreal, quien es la apuesta de Morena y Andrés Manuel López Obrador. Tal parece que la ayuda que sale de la Ciudad de México está dando resultados, sin embargo los priistas creen que esa también podría ser su sepultura, pues aseguran que ya están armando un expediente que busque evidenciar que la ayuda viene de la delegación Cuauhtémoc, el sitio donde despacha Ricardo Monreal.

Chihuahua también tiene preocupado al PRI, pues veían al candidato Enrique Serrano muy competitivo para retener la gubernatura, pero en los últimos días la imagen del aspirante independiente, José Luis Barraza, creció. Nos dicen que desde la Ciudad de México hacen los escenarios necesarios para evitar perder esta entidad y aunque creen lograr su objetivo, es un hecho que todo se está complicando y la elección no será un fin de campo, como el gobernador César Duarte creía.

Tuvieron que pasar cinco meses para poder reunir en un solo lugar a Antonio Padierna, titular del registro civil y a Manuel Granados, como consejero Jurídico de la CDMX. Ambos personajes se habían evitado luego de que Dolores Padierna prácticamente le impusiera a Miguel Mancera a su hermano en el registro civil. Pero fue en la realización de las bodas colectivas en el Zócalo capitalino el pasado 19 de marzo cuando por fin los dos funcionarios -jefe y subordinado- se encontraron en un acto público por primera vez. A pesar de que el registro civil depende 100% del área jurídica de la Ciudad de México, los dos funcionarios no tienen diálogo, no conviven y los problemas crecen cada día más.

El jefe de Gobierno quizá debería voltear a ver el estado de salud de los empleados del Gobierno Capitalino porque hay algunas cosas inquietantes. Por ejemplo, que el número de permisos temporales que tramitan los trabajadores para tratar temas como depresión o alcoholismo –dicen– han ido en aumento. Mientras Mancera impulsa programas como Médico en tu casa, no hay alguno que atienda los muchos padecimientos de salud de sus empleados que no logran superar las situaciones antes mencionadas y que son cada vez más comunes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo