Enfrentar al terrorismo, una tarea difícil; está enquistado en la sociedad

De acuerdo con Adolfo Laborde, experto internacionalista del Tec de Monterrey, la exclusión de las minorías alimenta el fundamentalismo

Por Iván Cabrera

Uno de los problemas que tienen los gobiernos para erradicar o acabar definitivamente con el terrorismo es que está enquistado en la sociedad, explicó el profesor internacionalista del Tec de Monterrey, Adolfo Laborde.

Sobre los atentados en el aeropuerto de Zaventem y la estación Maelbeek del Metro de Bruselas, que ha dejado hasta el momento más de una treintena de muertos, dijo que Bélgica sufre por este tipo de ataques por haber aceptado a un nutrido grupo de musulmanes.

El conflicto, según el especialista, es que estas minorías son excluidas por la sociedad belga, lo que de alguna manera va alimentando el fundamentalismo. Agregó que las células terroristas son muchas y “sus protocolos son parecidos a los de las guerrillas”, por eso se complica enfrentarlas.

Afirmó que la exclusión de las minorías, así como “la cruzada yihadista y los conflictos regionales hacen que todo esto tome tintes muy complejos”. Afirmó que Europa se encuentra “en un polvorín, dado los procesos geopolíticos y los de la lucha terrorista que se están llevando a cabo”.

Adolfo Laborde comentó que Europa de alguna manera está pagando los platos, pues “viene desde su apoyo a los Estados Unidos en esta guerra hasta su inacción en el conflicto en Siria”. 

Enfatizó que este tipo de actos terroristas “abonarán a que las políticas públicas sean más agresivas y dará una autoridad moral a los políticos para ello; así como a los países que tienen un modelo cerrado respecto a la migración”.

Aunque reconoció que estas políticas restrictivas provocarán la radicalización de grupos minoritarios y más atentados, también generarán “un control de los grupos de migrantes y quizá, podría detener la filtración de posibles nuevos terroristas en oleadas migratorias”.

De acuerdo con la lógica de los servicios de inteligencia, “es mejor controlar a los que ya están que a los nuevos”, expresó el investigador.

LA LUCHA CONTRA EL TERRORISMO Y EL PAPEL DE MÉXICO

A pesar de que la labor es difícil, Adolfo Laborde dijo que sí es posible lucha contra el terrorismo: “primero se debe tener una política de conciliación, sin caer en la abnegación. Muchos de estos conflictos vienen por la falta de entendimiento y por la imposición de valores e intereses de algunos países occidentales. 

“El tránsito a un mundo con ingredientes multiculturales y de respeto abonaría a un mundo con mejores condiciones de paz”, manifestó.

Respecto al papel de México en estas crisis internacionales, dejó claro que nuestro país debe actuar a partir de los principios básicos de la política exterior: libre autodeterminación de los pueblos, solución pacífica de los conflictos y la no intervención.

Y en un plano más activo, “colaborar con inteligencia en caso de que se necesite para neutralizar a algún grupo terrorista”. 

TE RECOMENDAMOS

La historia de un mexicano durante los atentados en Bruselas

Lo más reciente sobre los atentados en el aeropuerto y Metro de Bruselas

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo