¿Por qué la Pasión de Cristo en Iztapalapa no es Patrimonio Cultural?

Tanto autoridades delegacionales como del Gobierno de la Ciudad de México y federal no han atendidos los requerimientos para lograr la declaratoria por parte de la Unesco

Por El Big Data MX

La declaratoria del Viacrucis de Iztapalapa como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad está detenida por la falta de interés tanto de la delegación Iztapalapa, el Gobierno de la Ciudad de México y el Comité Organizador de la Semana Santa en Iztapalapa Asociación Civil (COSSIAC).

A pesar de que se iniciaron los trámites desde 2015 ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), las autoridades locales no han atendido oficialmente los requerimientos, por lo que la organización decidió desechar la propuesta de manera indefinida.  

Incluso, el investigador de la universidad de Granada en España e integrante de la Unesco, José Luis Rosúa aceptó el año pasado dar el aval a la representación de la Pasión de Cristo en Iztapalapa mediante una visita a la delegación y observar la Semana Santa.

Sin embargo, autoridades capitalinas y la demarcación nunca respondieron la solicitud que envió a principios de este año, por lo que el integrante de la Unesco decidió cancelar el proyecto para una futura valoración.  

De acuerdo a las misivas que envió el catedrático a las autoridades locales y federales, en poder de esta casa editorial, se detalla que la visita no tendría ningún costo y se haría con el objetivo de firmar el expediente y asesorar a los organizadores para agilizar los trámites.

Mariana Hernández Sánchez, enlace del Gobierno federal y de la Unesco manifestó en entrevista con El Big Data Mx, que los miembros del COSSIAC nunca se presentaron a las reuniones que se tenían previstas con la Presidencia de la República y el representante del organismo internacional.

Éstas tenían la finalidad de documentar la declaratoria y dar el visto bueno a través de una visita que realizaría Luis Rosúa a Iztapalapa en este 2016; sin embargo, nunca se concretó debido a la falta de respuesta de la delegación, del Comité organizador y autoridades locales y federales.

“El catedrático no iba a cobrar absolutamente nada, incluso les iba hacer el expediente durante la visita, pero en este caso nadie lo quiso atender, ni el Gobierno de la ciudad, ni la delegación donde únicamente se envió una carta por parte de la Secretaría de Relaciones Exteriores”, afirmó Hernández Sánchez.

Por ello, acusó a los integrantes del COSSIAC y a la administración delegacional de trabar “deliberadamente” las negociaciones con la Unesco, debido a intereses políticos de los integrantes del Comité organizador y de la jefatura delegacional.

Situación que traerá como consecuencia, añadió la especialista, que la propuesta para designar la Semana Santa de Iztapalapa como Patrimonio Cultural inmaterial de la Humanidad se prolongue hasta por 10 años.

PARA LEER LA NOTA COMPLETA IR AL BIG DATA

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo