Descarta CDMX tarifa por congestión

La subsecretaria de Planeación de la Semovi, Laura Ballesteros, afirmó que la capital "ya tiene bastante con el Hoy No Circula"

Por Israel Zamarrón

Pese al tráfico que se vive en las avenidas, a los largos tiempos de traslado, a los altos índices de contaminación generados por los vehículos automotores y a las previsiones de que aumente el parque vehicular, en la Ciudad de México no se ve la posibilidad de la aplicación de una tarifa por congestión.

Así lo consideró la subsecretaria de Planeación de la Secretaría de Movilidad, Laura Ballesteros, quien como diputada local en la VI Legislatura de la Asamblea Legislativa fue una de las principales impulsoras de la Ley de Movilidad que entró en vigor en julio de 2014.

“No vamos a entrar en controversias sobre pagos por congestión como se hace en otras ciudades, la Ciudad de México ya tiene bastante con el Hoy No Circula “, dijo durante la presentación de un estudio de seguridad vial en la Zona Metropolitana del Valle de México.

En días pasados un índice de la empresa británica Tom Tom ubicó a la Ciudad de México como la urbe con el peor tráfico del mundo, por encima de Bangkok y Estambul, que el año pasado estaba en el primer puesto en este mismo ranking.

TE RECOMENDAMOS

Piden ecozona con pago por congestión en la CDMX

CDMX a toda velocidad… ¿al colapso vial?: tiene el peor tráfico del mundo

¿Es momento de pensar en tarifas de congestión en la CDMX?

Autos ahogan a la Ciudad de México

Centro Mario Molina sugirió evaluar tarifas de congestión en la CDMX en 2014

El índice señala que los conductores de la Ciudad de México pasan el 59% de tiempo extra atorados en el tráfico vehicular a cualquier hora del día y en horas pico las cifra se eleva al 103%.

Publimetro publicó a mediados de marzo -cuando la Ciudad padeció su primera contingencia por ozono en los últimos 14 años- que de acuerdo con expertos es momento de pensar en tarifas por congestión como una medida para desincentivar el uso del automóvil y reducirlo el tráfico.

Así lo consideró el coordinador de Transporte Eficiente de El Poder del Consumidor; Daniel Zamudio; el coordinador de la campaña Megaciudades de Greenpeace, Gustavo Ampugnani y así lo mencionan estudios del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP).

De acuerdo con Daniel Zamudio, a partir de una tarifa por congestión que podría ser aplicada en el Centro Histórico como prueba piloto, se podrían recaudar recursos necesarios para invertir en transporte público masivo de calidad como una opción para que la gente modere el uso del auto.

De acuerdo con el ITDP, las tarifas de congestión “pueden proporcionar fuentes de ingresos para las ciudades y las instituciones encargadas de transporte, mismas que deben de ser usadas para retribuir a la sociedad, mediante inversiones en el mejoramiento del espacio público o la movilidad”.

En el estudio Gestión de la movilidad para México, de noviembre de 2012, el ITDP plantea entre las estrategias para enfrentar el uso indiscriminado del automóvil el cargo por congestión, con lo cual se podría mejorar la movilidad, acompañado de un reforzamiento del transporte público.

En la mismo sentido se expresó la coordinadora de política pública del Centro Mexicano de Derechos Ambiental (Cemda), Gabriela Niño, quien dijo que urge una medida como el pago por congestión que sirva de acompañamiento al Hoy No Circula y a la verificación vehicular.

Incluso recordó que cuando en 2014 el Gobierno de la Ciudad de México endureció el Hoy No Circula, se pausó un proyecto llamado ecozona debido a la recepción negativa de las restricciones por parte de los ciudadanos.

Contrario a la Ciudad de México, en Cuernavaca, Morelos, se alzó la mano y se adoptó el proyecto piloto, desarrollado en el seno de la Comisión Ambiental de la Megalópolis; una ecozona consiste en crear un polígono de bajas emisiones, con vigilancia ambiental, calles peatonales, ciclovías.

En mayo próximo, otra ecozona será puesta en marcha en la capital del Estado de México, Toluca, donde incluso se hará un cambio de luminarias por lámparas ahorradoras, se ampliarán las áreas verdes, se proyectarán calles peatonales y se generará una mejor estrategia de recolección de basura.

El Centro Mario Molina sugirió al Gobierno de la Ciudad de México en 2014, previo a endurecer el programa Hoy No Circula, analizar la aplicación de tarifas de congestión como una de las varias medidas para mejorar la calidad del aire y reducir el uso del automóvil particular.

En el documento Evaluación del Programa Hoy No Circula el Centro Mario Molina argumentó las razones para endurecer dicha medida, pero advirtió que la efectividad de ésta dependía de la aplicación de otras acciones -como el peaje urbano- que debían ser implementadas en conjunto, lo cual no ocurrió.

“Se sugiere evaluar los beneficios que podría tener la implementación de peajes urbanos en los sectores de la Ciudad con mayor congestión y contaminación”, se lee en el documento, pero la sugerencia fue ignorada.

Loading...
Revisa el siguiente artículo