Sin indicios de que se espiara a Vázquez Mota en 2012: Gil Zuarth

El panista explicó que en el reportaje no encontró datos duros e información “robusta” que le permitiera emitir una acusación directa

Por Publimetro

El ex coordinador de campaña presidencial en 2012 de la candidata panista Josefina Vázquez Mota y actual presidente del Senado, Roberto Gil, aseguró que no cuenta con evidencias directas para reconocer si fueron hackeados o espiados, como se asegura la revista norteamericana Bloomberg Businessweek, en un reportaje titulado Confesiones de un hacker electoral.

El panista explicó que en el reportaje no encontró datos duros e información “robusta” que le permitiera emitir una acusación directa sobre posibles actos de espionaje en la campaña electoral.

“Me faltan más elementos. Así como está (el reportaje), no me atrevería a formular ninguna acusación… si en alguna segunda entrega hay detalles específicos, yo ahí haría un planteamiento diferente; (pero) sobre la base de ciertos elementos contundentes, evidencia más robusta”, dijo.

De acuerdo con el reportaje, un hacker colombiano de nombre Andrés Sepúlveda contó que el equipo de campaña de Enrique Peña Nieto espió a sus contrincantes del PRD y PAN.

Roberto Gil explicó que en la campaña presidencial sí se tomaron algunas decisiones para blindar las estrategias electorales, sobre todo los sistemas de información.

“Teníamos, pues, algunos mecanismos de protección. Lo que no puedo saber es si fueron suficientes o no, porque el reportaje no da cuenta de la manera a través de la cual se hacía el espionaje”.

“No puedo saber es si fueron suficientes o no, porque el reportaje no da cuenta de la manera a través de la cual se hacía el espionaje. No puedo saber si lo hacían por servidores, si lo hacían por vía satélite, por llamadas telefónicas”, dijo. (La Silla Rota)

Desde Calderón, dice AMLO

Por su parte, Andrés Manuel López Obrador, actual líder de Morena, aseguró que dicha práctica se lleva a cabo desde el año 2000, cuando ganó la elección Felipe Calderón.

“Esa práctica perversa la padecimos cuando la mafia impuso a Calderón en el 2006 (correos electrónicos que salían de Los Pinos para calumniarnos, el “peligro para México”, en fin, “el haiga sido como haiga sido”)”, aseveróa en su página de facebook.

Andrés Sepúlveda confesó a la revista norteamericana haber trabajado junto con un equipo de seis hackers que robaron estrategias de campaña, manipularon redes sociales para crear falso entusiasmo y escarnio e instaló spyware en sedes de campaña de la oposición con el fin de ayudar a Enrique Peña Nieto a llegar a la presidencia de México.

“También el PRI hizo lo mismo en el 2012, como ahora se informa. Es más, la contratación de estos “expertos” y el uso de robots para atacarnos en internet es parte de la estrategia tanto de Margarita Zavala, esposa de Calderón, como de Chong, Manlio y otros”, dice López Obrador refiriéndose a los próximos comicios.

Cuando Peña Nieto ganó la presidencia de la república, en 2012, Sepúlveda comenzó a destruir evidencia. Perforó memorias USB, discos duros y teléfonos móviles, calcinó sus circuitos en un microondas y luego los hizo pedazos con un martillo.

Trituró documentos y los tiró por el excusado, y borró servidores alquilados de forma anónima en Rusia y Ucrania mediante el uso de Bitcoins. Desbarataba la historia secreta de una de las campañas más sucias de Latinoamérica en los últimos años, así lo revela Bloomberg cuya versión completa aparecerá el próximo cuatro de abril.

El hacker de 31 años, dice haber viajado durante ocho años a través del continente americano  manipulando las principales campañas políticas. Con un presupuesto de 600 mil dólares, el trabajo realizado para la campaña de Peña Nieto fue por lejos el más complejo.

Los trabajos eran cuidadosamente blanqueados a través de múltiples intermediarios y asesores. Sepúlveda señala que es posible que muchos de los candidatos que ayudó no estuvieran al tanto de su función. Sólo conoció a unos pocos.

Sus equipos trabajaron en elecciones presidenciales en Nicaragua, Panamá, Honduras, El Salvador, Colombia, México, Costa Rica, Guatemala y Venezuela. Las campañas mencionadas en esta historia fueron contactadas a través de ex y actuales voceros; ninguna, salvo el PRI de México y el Partido de Avanzada Nacional de Guatemala, quiso hacer declaraciones, cita Bloomberg a través de el portal de El Financiero.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo