Trump se hace de cada vez más enemigos republicanos

Por AP

Mientras los precandidatos presidenciales de ambos partidos buscan medios para avanzar durante las primarias del martes en Wisconsin, el bando republicano muestra cada vez más un persistente esfuerzo por parte de los rivales y críticos de Donald Trump de trasladar la lucha por la nominación presidencial a la convención de julio, con un énfasis en los equívocos del principal aspirante republicano sobre si va a ser leal al partido o si buscará una candidatura independiente en caso de que se sienta traicionado.

Uno de los rivales de Trump, el gobernador de Ohio John Kasich, propuso el sábado un enfoque novedoso para reformar el sistema de Seguridad Social: “Erijamos una ciudad de carpas” y realicemos protestas masivas en Washington DC, de manera similar al movimiento Ocupemos, que organizó manifestaciones de larga duración en la capital estadounidense, Nueva York y otras ciudades.

“Ocupemos DC para arreglar la Seguridad Social”, dijo Kasich en durante una reunión con cientos de personas la mañana del sábado en Burlington. “Un partido por su cuenta nunca va a arreglar la Seguridad Social”, dijo, y la gente debe reunirse para exigir cooperación política hasta que se haga algo, agregó.

Antes de sus actos del sábado en Wisconsin y North Dakota, Ted Cruz dijo la vispera en una cena republicana en el condado de Milwaukee que Trump, como candidato republicano, representaría “un choque de trenes”, antes de bromear: “Creo que me quedo corto al compararlo con un choque de trenes”.

Cruz, senador por Texas y en segundo lugar detrás de Trump en elecciones primarias, dijo que si los republicanos llevan a Trump como candidato corren el riesgo de entregarle la Casa Blanca a Hillary Clinton, un temor compartido por muchos de su partido.

La competencia demócrata también se vuelve cada vez más amarga, pero nunca tan hostil como en el campo republicano. Clinton y Bernie Sanders tienen programado asistir el sábado por la noche a una cena del Partido Demócrata de Wisconsin.

Una vez que dejen atrás las primarias del martes, la atención de ambos se volcará rápidamente a una competencia aún más importante: Nueva York el 19 de abril, cuando Clinton —quien encabeza las preferencias demócratas— espera claramente afianzarse gracias al estado que representó como senadora.

Con los pies rodeados de nieve acumulada y envueltos en chaquetas y guantes de invierno, cientos de partidarios de Sanders esperaron durante horas en el campus Eau Claire de la Universidad de Wisconsin para tener la oportunidad de escuchar al senador por Vermont.

El estudiante de segundo año de universidad Joseph Leto dijo que probablemente votará por un candidato independiente en caso de que Sanders no reciba la nominación demócrata. “Hillary Clinton es una conservadora disfrazada de políticas ligeramente sociales”, opinó. “Ella es una de las personas más belicistas del mundo”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo