Cinco presuntos narcos mueren en operación antinarcóticos en Río de Janeiro

Por EFE

 Cinco supuestos narcotraficantes murieron hoy en un enfrentamiento con policías que acudieron a una favela de Río de Janeiro para cumplir una orden de arresto de un nombre condenado por tráfico de drogas y que dijeron haber sido recibidos a balazos.

Los hechos ocurrieron hacia las 6.00 hora local (9.00 GMT) de este lunes en Acarí, una barriada de Río de Janeiro en la que operan bandas de traficantes de drogas, informó la Policía Civil, que participó en la operación conjunta con la Policía Federal.

De acuerdo con la versión policial, los cinco presuntos narcotraficantes, a los que se les incautaron armas y drogas, murieron tras un “intenso tiroteo” con agentes de la Policía Federal que acudieron a la favela para cumplir una orden de detención contra un hombre de 51 años al que el juzgado segundo penal de Río de Janeiro condenó a ocho años de prisión por narcotráfico.

Los agentes federales, que localizaron la casa del narcotraficante que buscaban pero no lo encontraron en la misma, fueron atacados a tiros cuando aún estaban en la favela por supuestos miembros de una banda local de traficantes de drogas.

Tras el intercambio de disparos, la Policía se incautó de un fusil, cuatro pistolas, una granada y una cantidad no precisada de drogas junto a los cuerpos de los hombres tiroteados, según un boletín de la Policía Civil.

Además de agentes de la Policía Federal, en la operación también participaron miembros de la Coordinación de Recursos Especiales (Core) de la Policía Civil, a los que los federales pidieron refuerzos por considerar “peligroso” el lugar.

Vecinos de las víctimas denunciaron que la Policía cometió abusos en la operación y que detuvo sin explicaciones a algunas personas sin vínculo con los hechos.

Acarí aún no fue incluida en la lista de favelas beneficiadas con el programa de “pacificación” del Gobierno regional de Río de Janeiro con el que se busca rescatar comunidades controladas por bandas de narcotraficantes.

Dentro de ese plan, las favelas son ocupadas por el Ejército antes de que el Gobierno instale en las mismas un puesto permanente de Policía.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo