Tiene Metro cinco viejas líneas pendientes

Conectarían zonas como Tlatelolco-Cuicuilco; Santa Mónica-Bellas Artes; Parque Naucalli- San Lázaro, Cuautitlán Izcalli-El Rosario y Ojo de Agua con Santa Clara

Por Israel Zamarrón

Las líneas del Metro pendientes

La red del Metro consta de 226 kilómetros distribuidos en 12 líneas que transportan cada día a cinco millones de usuarios de la capital y del Estado de México.

Aunque se ampliará la Línea 9 y 12 a Observatorio y que el presidente Enrique Peña Nieto prometió ampliar la 4 y A, no son todas las rutas planeadas.

La red del Metro podría ser mucho más amplia, pues de acuerdo con el Plan Maestro del Metro de 1996, hay cinco líneas trazadas pendientes, varias ampliaciones y trenes ligeros.

Esta líneas -10, 11, 13, C y D- han sido trazadas en el papel y no han visto su construcción pese a que serían una opción de transporte masivo que desahogaría otras rutas.

¿Por dónde?

La Línea 10, por ejemplo, está trazada sobre Insurgentes, de Eulalia Guzmán a Cuiculco; su trazo se cubre hoy con la Línea 1 del Metrobús, que padece sobresaturación.

Esta ruta tendría correspondencias con La Línea 2, en Revolución; la 1, en Insurgentes y la 9 en Chilpancingo; B, en Buenavista y con la 12 en Insurgentes Sur. Además conexión con otras no construidas como la 11 (tren elevado) y la 13.

La Línea 11 fue trazada como un tren elevado de Santa Mónica, en la zona de Satélite, Estado de México, a Bellas Artes, en el Centro Histórico. Su trazo es: Gustavo Baz, Periférico, Ejército Nacional, Mariano Escobedo, Reforma, Hidalgo y Bellas Artes.

Esta ruta alimentaría la demanda de transporte para la zona de Naucalpan, Tlalnepantla y la carencia de Metro en la zona de Polanco, donde sólo pasa la Línea 7.

A su vez ayudaría a desahogar la posible saturación de la nueva Línea de Metrobús en Reforma y las estaciones del Sistema de Transporte Colectivo de la zona.

La Línea 13 está trazada de Parque Naucalli a San Lázaro; tendría correspondencia con Camarones, en la Línea 7; Tlatelolco, de la 3; Zócalo en la 2; Candelaria en la 1 y 4; y San Lázaro en la 1 y la B. Además tendría correspondencia con la Línea 11 en Parque Naucalli.

Saldría de Parque Naucalli, bajaría por Calzada San Isidro, Camarones, Eje 2 Norte Eulalia Guzmán, Eje Central, Flores Magón (esquina Reforma); cruzaría por Tepito hasta el Zócalo, giraría en Corregidora hasta Candelaria, rodea la Cámara de Diputados y remata en San Lázaro.

La Línea C fue proyectada de Cuautitlán Izcalli a El Rosario; tendría correspondencia con la estación terminal de las líneas 6 y 7, por lo cual sería más como una extensión de ésta.

La D fue pensada de Coacalco-Ojo de Agua a Santa Clara, en Ecatepec; en este último punto el presidente Enrique Peña Nieto prometió que ampliaría la Línea 4, que actualmente remata en Martín Carrera y es de las de menor afluencia en la red, pero tanto ese proyecto como el de ampliar la Línea A están en la cuerda floja por falta de recursos.

Útiles para viajes largos

El experto en transporte y movilidad Salvador Medina, consideró en entrevista con Publimetro que la construcción de las Líneas del Metro en Insurgentes o el Tren en Reforma podrían ayudar a liberar la carga que padece el transporte en estas zonas y servirían principalmente para gente que hace viajes largos.

De esta manera, el Metro en estas zonas podría tener estaciones cada dos kilómetros, y la Línea 1 y la futura Línea 7 del Metrobús en Reforma podrían atender la demanda de viajes cortos, de personas que se desplazan en la misma delegación o incluso la misma colonia.

“En el caso de Reforma e Insurgentes, es muy evidente que hay una densificación de empleos que atrae a mucha gente, no sólo la que trabaja sino la que va a hacer actividades, más los que viven a los alrededores y los que utilizan para atravesar la Ciudad”, dijo.

Y abundó: “el Metrobús se ha saturado ahora sí y cada vez hay más desarrollo de oficinas al rededor de Insurgentes; puedes notar que se construyen más oficinas en la zona sur. En Reforma está sucediendo lo mismo”.

Por ello señaló que no ve “ningún problema en que haya una Línea de Metro con estaciones de más de un kilómetro entre una y otra que atienden a demandas de viajes largos, mientras que viajes cortos serían para Metrobús”.

Propuso que incluso una eventual Línea del Metro sobre Reforma podría ser ampliada al nuevo Aeropuerto Internacional en la zona de Texcoco, donde los pasajeros podrían abordar los trenes para dirigirse a la zona centro de la ciudad, donde hay hoteles y negocios.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo