¿Marihuana sí o marihuana no?

Por La Silla Rota

En un ejercicio inédito en el país, el Gobierno de la República puso sobre la mesa uno de los temas más polémicos de la agenda pública nacional: el uso de la marihuana en México.

A través de cinco foros, organizados en distintas entidades, funcionarios, expertos y activistas alzaron la mano y se manifestaron en aspectos como la Salud Pública y Prevención, Ética y Derechos Humanos, Aspectos Económicos y de Regulación, así como Seguridad Ciudadana.  

Aunque se llegaron a algunos consensos como son el uso terapéutico, el descriminalizar su consumo o tomar en cuenta la perspectiva de derechos humanos de los tratados internacionales, el gobierno federal no fijó una postura contundente al respecto, incluso, el titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chongo, dijo que sería el presidente Enrique Peña Nieto quien hablaría en relación a ello en próximos días.  

Salud pública y prevención  

Una de las posturas que llamó la atención fue la de la doctora Nora Volkow, directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA, por sus siglas en inglés), quien alertó sobre el uso de la marihuana en menores de edad, ya que los efectos más dañinos, según la información presentada, se dan en este sector de la sociedad y se agravan en tanto más joven inicien.

“La prevención de su consumo está en su no legalización”, advirtió.

Según estudios del NIDA (EU) y el gobierno de México

  • La legalización del consumo ha tenido consecuencias adversas en menores de 12 a 17 años porque está asociado a un aumento en la suspensión de clases.
  • El consumo de la cannabis produce la disminución en la capacidad de aprendizaje y en la adolescencia está asociado a un déficit cognitivo.
  • Además, produce un déficit de la motivación y existe el riesgo de que impacte en enfermedades como la esquizofrenia.
  • Al menos 17.3 millones de personas consumen 6 cigarrillos en promedio al día
  • El gobierno mexicano gasta 75 mil 200 millones de pesos en diagnóstico, tratamiento y rehabilitación por consumo de tabaco, que ocasiona infartos, accidentes cerebro vasculares y cáncer de pulmón, entre otras afecciones que minan la salud de las personas.  

En contraste, Carlos Santos Burgoa, del Programa of Global Health Policy de la Universidad de Georgetown en Estados Unidos, se pronunció con una mensaje más positivo en cuanto a legalización, la cual calificó como “esencial”.  

Dijo que la regulación, en el caso de la mariguana, debe minimizar el acceso, la disponibilidad y uso por los jóvenes, así como el impacto en poblaciones vulnerables.

Ética y derechos humanos

Para el ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, el ámbito de la regulación de las drogas debe verse subordinado al reconocimiento, respeto y promoción de los Derechos Humanos porque el mayor reto, dijo, de cualquier política pública es considerar y armonizar bajo los principios de universalidad, integralidad e interdependencia que le son propios.

En su oportunidad, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Perla Gómez Gallardo criticó la estigmatización y criminalización que se les da a quienes consumen algún tipo de droga, principalmente la marihuana.

Pues, mientras el alcohol y el tabaco están legitimados, el uso de otras sustancias es objeto de estereotipos hacia los consumidores a quienes relacionan con enfermedad o  adicción. De ahí, que entren en contacto con el sistema penal en calidad de delincuentes.  

En consecuencia, advirtió, “el Estado debe respetar que cada quien sea como quiere ser”.

Luis Ernesto Canales Santos de Renace A.C rechazó que el consumo pueda ser visto como un derecho humano. Pues, a su parecer, “el tema se lleva al extremo de no considerar el derecho de otros con tal de defender el derecho propio a fumar mariguana”.

Su crítica fue más allá, y calificó el foro como “sesgado”.  

“Esto lo menciono por poner temas que dañan o atañen al a sociedad en conjunto. ¿Por qué no realizar un seminario sobre lavado de dinero o sobre que haya menos gente inocente en las cárceles? Son temas tan importantes que la legalización de la mariguana”, cuestionó.  

Según la CDHF  

  • Los principales motivos de quejas interpuestas en la CDHDF, al menos 50 por ciento son ejecutadas con violencia física, extorsiones y amenazas.

Aspectos económicos y de regulación

En cuanto a los aspectos económicos que implica una eventual regulación, expertos coincidieron en que se trata de un negoció redituable en el que muchos empresarios quisieran invertir. Sin embargo, de permitirse, se deberá también invertir en atender las enfermedades y trastornos derivados de la cannabis.  

Para Miles K. Light, asesor del gobierno de Colorado, Estados Unidos, donde es legal el consumo, la posesión y transportación de la marihuana, existe un impacto económico en la legalización.

De acuerdo con cifras del gobierno de Colorado

  • El impuesto que se cobra en Colorado es de 15 por ciento por la siembra. 
  • De 10 por ciento para la venta y de 2.3 por ciento por uso medicinal.
  • En 2015 se obtuvieron ganancias por 996 millones de dólares la venta de esa droga
  • 135 millones de dólares fueron recurso en impuestos
  • 45 por ciento fue por uso medicinal y 55 por ciento, por uso recreacional.

Al respecto, Gerardo Rodríguez Sánchez Lara, del Centro de Estudios Sobre Impunidad y Justicia (Cesij), dijo que a pesar de que el negocio de la mariguana es un negocio en el que muchos empresarios quieren invertir, implica una reducción per se los niveles de violencia, inseguridad, corrupción e impunidad en México.

Según cifras del Cesij

  • 80 dólares es el costo de un kilogramo de mariguana en México 
  • En EU el costo aumenta 8 mil dólares, con un precio máximo de 16 mil  dólares  

Antonio Mazzitelli, representante regional de la Oficina de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) contra la Droga y el Delito, admitió que “el impacto sobre la salud podría ser mucho peor del impacto benéfico a corto plazo sobre las finanzas públicas”.

En este sentido, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo que la nueva regulación del uso de la mariguana no debe ser para recaudar impuestos, sino para combatir el mercado negro de las drogas.  

Seguridad ciudadana

Fernando Gómez Mont, ex secretario de Gobernación, criticó la falta de una política clara sobre el consumo de la mariguana, ya que afecta la ética de las fuerzas de seguridad y las pone en riesgo de caer en la corrupción.

“Es un tema que afecta a la ética de nuestras fuerzas de seguridad, que las pone a regular zonas grises en donde muchos entran en el riesgo de la corrupción y su intervención genera riesgos personales”, dijo.

Pero, “cuando sometemos esta decisión a un respaldo ambivalente se es injusto con nuestras fuerzas de seguridad que toman riesgos personales todos los días para respaldar el estado de derecho”.

Uno de los personajes que aunque no participó en el foro, no dejó pasar la oportunidad para sumarse al debate, fue el ex presidente Felipe Calderón, quien advirtió que la violencia desatada en varias regiones de nuestro país, “es un tema de drogas”, peor no por eso la solución está en no combatir a los criminales.

Por no combatirlos, alertó, “México se vio invadido por un cáncer terrible, que es el crimen organizado, que terminó ocupando pueblos, ciudades y en algunos casos estados enteros y al capturar a las instituciones convirtió al estado en enemigo de la sociedad”, dijo en relación al debate nacional, durante una entrevista radiofónica.

Al respecto, Osorio Chong dijo, en referencia al gobierno panista, que México ya libró una “guerra” contra las drogas, que partió de una estrategia errada que sólo generó violencia.

Por ello, agregó que ahora en México debe preguntarse “qué esquemas debemos adoptar para reducir el consumo, por un lado, y por otro, para debilitar el poder económico de la delincuencia organizada asociada a su producción y su distribución”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo