The Boston Globe se burla de Trump con portada falsa

Por EFE

The Boston Globe, el principal diario de Massachusetts, se burló hoy de la llegada al poder del magnate Donald Trump, aspirante a la nominación presidencial republicana, en una portada satírica en la que avanza disturbios, la caída de los mercados y el comienzo de las deportaciones.

Con esta portada falsa, la dirección de The Boston Globe busca mostrar cómo sería Estados Unidos tras la llegada a la Casa Blanca de Trump, que ha propuesto construir un muro en la frontera con México, deportar a todos los inmigrantes indocumentados del país y vetar la entrada de musulmanes en EU

“Este es un ejercicio de tomarle la palabra. Y su visión sobre Estados Unidos promete ser tan terrible en la vida real como lo es en esta página en blanco y negro”, subraya la dirección del periódico en un editorial, destinado a explicar la portada de la sección dominical del diario.

La página finge ser la portada de The Boston Globe del 9 de abril de 2017 y, en ella aparece una gran foto del magnate neoyorquino presidida por un titular en el que se anuncia el comienzo de las deportaciones de los 11.3 millones de inmigrantes indocumentados que se calcula que viven en EU.

En el texto que acompaña a la foto, The Boston Globe habla del hundimiento de los mercados y de un plan de Trump para triplicar el número de agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE), encargados de deportar a los inmigrantes que viven dentro del país.

“Miles de manifestantes siguen acampados fuera del Hotel Internacional de Trump (ubicado en Washington) y alrededor de la valla de la Casa Blanca”, retrata el periódico que satiriza sobre “el aroma a gas lacrimógeno” en el parque de Lafayette Square, frente a la mansión presidencial.

En su editorial, la dirección del diario llama al Partido Republicano a “parar” a Trump, que no tiene fácil alcanzar los 1.237 delegados necesarios para asegurarse la candidatura a la Casa Blanca en la convención republicana en Cleveland (Ohio) en julio.

Si Trump no alcanza la cifra de delegados, se abre la posibilidad de una convención disputada, en la que la vieja guardia del Partido Republicano podría proponer a otro candidato.

Este movimiento contra Trump desde dentro de la formación conservadora ha sido liderado por el excandidato republicano a la Casa Blanca Mitt Romney, que perdió en 2012 contra el actual presidente de EU, Barack Obama, y que ha mostrado apoyo por otros aspirantes en liza, el senador Ted Cruz y el gobernador John Kasich.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo