Capitalinos podrían modificar Nuevo Reglamento de Tránsito

Por Valentina González

Los capitalinos podrían pedir la modificación del Nuevo Reglamento de Tránsito si logran probar, a través de estudios científicos, que ha sido un factor que ha afectado la calidad del aire en la Ciudad de México, aseguraron expertos.

“Se lograría sí las organizaciones sociales, la sociedad en su conjunto, legisladores, instituciones y fundaciones dedicadas al desarrollo de temas ambientales apuntalaran las peticiones con base en estudios científicos”, señaló Arturo Pueblita, académico del departamento de derecho de la  Universidad Iberoamericana.

De acuerdo con el Instituto de Ciencias atmosféricas de la UNAM, más vehículos  menor velocidad, hay mayores emisiones. Sin embargo, la Comisión de Movilidad en la Asamblea Legislativa de la CDMX ha asegurado que las consideraciones no cuentan con argumentos.

Adolfo Sólis, socio del despacho Grupo Farías, aseguró que el Nuevo Reglamento de Tránsito podría suspenderse o realizarle modificaciones si la propia autoridad legislativa de la CDMX hace un balance de política publica, “tiene que por lo menos suspender la vigencia del mismo, hacer modificaciones, que se reforme, tiene que hacer adiciones y derogaciones”, dijo.

“A medida que una ciudad tiene más vehículos, que van más lento y que se frenan más es la medida en que se contamina más”, añadió Solís.

Ciudadanos buscan ampararse

Hace una semana seis juzgados en materia administrativa ordenaron a una docena de quejosos contra el nuevo Hoy No Circula aclarar sus demandas antes de determinar si las admitirán a trámite, según registros del Consejo de la Judicatura Federal.

Sin embargo, este día, dos particulares obtuvieron suspensiones provisionales en vía de amparo, lo cual les permitirá circular todos los días. Dicha resolucion favorecerá a los dueños de autos con holograma cero o doble.

Blanca Lobo Domínguez, jueza Décimo Segunda de Distrito en materia Administrativa fue quien concedió las suspensiones provisionales, luego de que los quejosos habían presentado previamente dos demandas de amparo legales.

Para Adolfo Solís, el efecto colateral por dejar que uno o más amparados circulen sería generar un efecto negativo en la salud de la sociedad, que afectaría el interés público.

Uno de los amparos provisionales fue concedido a un notario publico, de acuerdo con información de La Jornada.

Loading...
Revisa el siguiente artículo