Por segundo día, senadores vuelven a desdeñar a ONG que empujan #Ley3de3

Ayer, los legisladores no lograron ningún avance , pues se enfrascaron en señalamientos mutuos y ni siquiera lograron un consenso sobre el procedimiento de la discusión

Por La Silla Rota

Por segundo día consecutivo, las organizaciones civiles que promueven la aprobación de la iniciativa ciudadana #Ley3de3 perdieron su tiempo en el Senado de la República y se quedaron con la incertidumbre de ser citados nuevamente para discutir este paquete de reformas que tienen como propósito perseguir la corrupción de los servidores públicos.

 
Por segundo día, los senadores no lograron algún avance en esta discusión, pues desde las 10:00 hasta las 19:00 horas se enfrascaron en señalamientos mutuos y ni siquiera lograron un consenso sobre el procedimiento de la discusión.

 
De esta forma, y luego de dos reuniones improductivas, los senadores se pararon de las mesas y sin más, dejaron a la deriva a estas organizaciones civiles que fueron invitadas para discutir este martes la Ley General de Sistema Nacional Anticorrupción.

 
“Lo que hemos presenciado esta tarde, en una resumida síntesis, confirma que este fue un segundo día de trabajo perdido. Agotamos un día de trabajo muy valioso en discusiones sobre el método y sobre la vida de la política de los grupos parlamentarios, pero no sobre la sustancia”, explicó el director de Transparencia Mexicana, Eduardo Bohórquez.

 
Dos momentos

Desde la mañana, la discusión no pintaba nada bien entre los senadores, a tal grado que los coordinadores parlamentarios del PRI, PAN y PRD tuvieron que intervenir y parar los dimes y diretes.

 
El primer round fue entre priístas y perredistas, pues al iniciar la reunión de trabajo, el senador del PRI, René Juárez Cisneros, buscó modificar a nombre de su bancada el método de discusión y dejar de usar el modelo de Parlamento Abierto.

 
Inmediatamente vinieron los reproches y las acusaciones de que el pasado lunes, priístas y senadores del PVEM dejaron “plantados” a los integrantes de estas organizaciones civiles y ahora pretendían cambiar la dinámica de las discusiones.

 
El presidente de la Comisión Anticorrupción, Pablo Escudero (PVEM), respondió a estas acusaciones y dijo que no asistió por un acuerdo entre los presidentes de las comisiones. Afirmó que la del lunes fue una reunión entre especialistas, mientras ellos veían “modelos y sistemas”.

 
El senador del PRD, Zoé Robles, insistió en el reclamo contra priístas por no haberse presentado a la primera reunión y luego pretender cambiar el método de discusión, “cuando nosotros venimos a chambear el lunes”.

 
Los senadores priístas René Juárez e Ivonne Álvarez se defendieron. La legisladora de Nuevo León acusó que su contraparte sólo quiere protagonismo en los medios de comunicación, mientras que el senador guerrerense dijo que no aceptaba que lo acusaran de no asistir a trabajar.

 
“Yo no acepto que se me esté acusando. Cuando se me convoca, asisto; había una reunión de secretarios técnicos y se llevó a cabo, y aquí estamos y vamos a estar en todas las reuniones, y hemos estado. Ese hecho de querernos poner entre la espada y la pared no lo aceptamos, de nadie”, dijo Juárez Cisneros.

 
La senadora del PAN, Marcela Torres, contraatacó y pidió que ofrecieran una disculpa a las organizaciones civiles que de manera altruista invierten su tiempo para asistir al Senado: “y que son los absolutos ignorados en esta discusión”.

 
En ese momento, se fueron apersonando los coordinadores parlamentarios. Primero, el líder de los senadores del PRD, Miguel Barbosa; luego el del PRI, Emilio Gamboa y al final del PAN, Fernando Herrera.

 
En pleno debate acordaron irse a discutir en privado el método de la discusión. La reunión se interrumpió y se reanudó por la tarde.

 
Segundo round

Después de las 16:00 horas volvieron a reunirse los senadores, teniendo como invitados especiales a las organizaciones civiles, sin embargo nuevamente empezaron los problemas, porque no había claridad sobre el proceso de discusión.

 
El senador Ríos Piter, la panista Marcela Torres y la senadora independiente, Martha Tagle, se atrincheron en una esquina defendiendo la postura de confrontar la propuesta priísta con la del PAN, PRD y ONG´s.

 
En la otra esquina estaban los legisladores Pablo Escudero (PVEM) y los priístas Raúl Cervantes y Enrique Burgos, quienes daban argumentos sobre la naturaleza del Comité Ciudadano del Sistema Nacional Anticorrupción.

 
El priísta Enrique Burgos intentaba dar a conocer un documento sobre las preocupaciones de su bancada respecto a la Ley General del Sistema Nacional Anticorrupción, mientras Ríos Piter y Pablo Escudero discutían sobre el método de trabajo.

 
Una vez más todo se volvió a salir de control. El senador Cervantes opinaba, pero decía que no lo hacía a nombre del PRI; Ríos Piter descansaba su cabeza sobre la mesa en el señal de hartazgo; Pablo Escudero también enojado decía que era necesario hacer consultas y estudiar las propuestas.

 
Los únicos que quisieron ahondar en el debate fueron el senador Burgos y el académico José Roldán Xopa, quienes daban sus argumentos a favor y en contra de las facultades del Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción.

 
Al final, a la senadora panista Marcela Torres se le ocurrió la idea de que el PRI y el Verde estudiaran la propuesta del PAN, PRD y ONG´s y que regresaran con sus dudas y comentarios.

 
Los priístas y los del Verde le tomaron la palabra y, sin fijar fecha para una próxima reunión, levantaron la sesión y dejaron en el salón a los integrantes de la sociedad civil, que una vez más se quedaron atónitos por la forma en que los senadores conducen estas reuniones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo