El aterrador futuro de la seguridad fronteriza

Hologramas 3D, equipos para tomar pruebas biométricas, detectores subterráneos de actividad sísmica y pistolas ergonómicas son algunas de las herramientas de vigilancia

Por VICE

En la décima Exposición Anual de Seguridad Fronteriza en San Antonio, Texas, oficiales del Departamento de Seguridad Nacional echaron un vistazo a varios stands con hologramas 3D, equipos para tomar pruebas biométricas, detectores subterráneos de actividad sísmica y pistolas ergonómicas; las invenciones más recientes para vigilar y proteger la frontera de Estados Unidos.

“Si pudiera, le diría al Sr. Trump que podemos construirle su muro, uno que cuente con 360 grados de vigilancia por radar”, bromeó Bryan Block, un representante de ventas, antes de regresar a su stand para dar un discurso sobre su compañía FLIR Systems, “somos el sexto sentido del mundo. Lo que no puedas ver a simple vista, lo buscamos por ti”.

En efecto, la Exposición de Seguridad Fronteriza —la exhibición más grande de este tipo, que reúne a cientos de vendedores con las autoridades locales y del Departamento de Seguridad Nacional en un mismo lugar— hizo a la idea de Trump parecer muy antigua. Las compañías (varias que ya trabajan para el DSN y otras principiantes) buscan sacar provecho del intento de ese organismo para fortalecer la frontera sur con herramientas de vigilancia de última generación y armas.

Cada año, el DSN invierte cada vez más en ese tipo de productos —el presupuesto que este organismo destinó a la tecnología fronteriza fue de 351 millones de dólares [6,055 millones 749,122 pesos] en el año fiscal de 2014 y de 373.5 millones de dólares [6,443 millones 938,169 pesos] en 2016— y se estima que el mercado global de control fronterizo y biometría se duplique de los 16,500 millones de 2012 a 32,500 millones en 2021, según estimaciones de Frost and Sullivan, una compañía de investigación del mercado.

Por años, el DSN ha empleado tecnologías cada vez más sofisticadas en la frontera, y a pesar de que el porcentaje de indocumentados disminuyó un 80 por ciento desde el año 2000, el gobierno está convencido de que sus medidas no son suficientes. Así que este año el DSN seguirá invirtiendo aún más en radares, videocámaras y herramientas militares para sellar la frontera.

La propuesta del “muro radar” de Block es justamente lo que el DSN tiene en mente: el mes pasado, la agencia recibió luz verde para construir una reja virtual en los alrededores de la frontera sur. Esto constaría de una serie de torres equipadas con sensores y cámaras para atrapar a los ilegales al norte de la frontera entre México y Estados Unidos. Estas torres, llamadas Torres Fijas Integradas, están diseñadas para “vigilar zonas de gran extensión, así como rastrear, identificar y clasificar incursiones fronterizas ilegales entre los puertos fronterizos”, anunció el DSN en 2012, año en que se concibió el programa por primera vez. Según un informe reciente que hizo Nextgov, un sitio web que habla sobre tecnología federal, el gobierno contrató a la compañía de seguridad israelí Elbit Systems para construir un total de 50 torres por 145 millones de dólares. La valla virtual consta de un pequeño tramo de dispositivos equipados con radares en la frontera. Según Block —cuya compañía fabricó varias de la cámaras—, las patrullas fronterizas y las “unidades fijas” cerca de la frontera utilizan cámaras infrarrojas para detectar calor corporal. El DSN le otorgó a FLIR Systems un contrato de 101.9 millones de dólares [1,775 millones 296,582 pesos] en 2011 para proporcionarles cámaras infrarrojas por cinco años.

“El radar te permite tener menos agentes inspeccionando menos áreas al mismo tiempo. El radar vigila 24/7. Si se registra algún movimiento, un agente puede salir y detenerlo”, dijo Block.

Lee la historia completa en VICE

Loading...
Revisa el siguiente artículo