Dan último adiós a "Ángela", niña hallada hace más de un año en maleta

Aún se desconoce cuándo nació, no se sabe cuál era su verdadero nombre, pues fue en el Instituto de Ciencias Forenses donde la bautizaron

Por La Silla Rota

“Ángela, la pureza de tu alma perdurará por siempre. Descansa en Paz”, dice el epitafio que acompaña los restos de la menor de dos años, quien fue encontrada sin vida dentro de una maleta en marzo del año pasado y cuyo caso conmocionó a las autoridades judiciales de la Ciudad de México.

Aún se desconoce cuándo nació, no se sabe cuál era su verdadero nombre, pues fue en el Instituto de Ciencias Forenses donde la bautizaron, luego de que fuera hallada desnucada, con rasgos de tortura y abuso sexual en la calle Berlín en la colonia Juárez.

El día que fue encontrada tenía una chamarra roja, pantalón de mezclilla, un gorro para el frío y cargaba con una pequeña mochila, pero sin nada que la pudiera identificar.

“Ángela ha estado muy sola y hemos tratado de procurarle un cobijo póstumo, que tal vez no tuvo en vida”, dijo Edgar Elías Azar, presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF) quien apadrinó a la menor, ya que nadie la reclamó, “ni un familiar, ni un conocido”, y quien evitó que la menor fuera trasladada a la fosa común.

A casi un año de haber sido encontrada, sus restos hoy yacen en el panteón Parque Memorial en Naucalpan de Juárez, Estado de México, y fue velada en el auditorio del Instituto de Ciencias Forenses de la Ciudad de México.

Para el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera “No puede haber nada más grave que abusar de la fuerza contra los vulnerables, contra los indefensos, contra quienes no esperan, sino que cosas buenas. Jamás en su mente está pasando siquiera la idea de que puedan sufrir algún daño”, dijo durante el velorio de la menor al que asistieron magistrados así como autoridades del poder judicial.

En su discurso, Edgar Elías Azar, conmocionado por el caso, dijo que la menor “representa a muchos niños y jóvenes violentados que no tienen surte al venir al mundo y que este se hace hostil para ellos.

“A Ángela no la buscaremos en una urna o un cementerio. Ella representa a todos los niños en el desamparo. Hicimos cuanto estuvo a nuestro alcance y hasta misiones diplomáticas, y un servicio médico forense fue su lugar de descanso los últimos meses y ahora la despedimos con un cariño muy especial. Su soledad y ahora ausencia nos hablará de su presencia”, apuntó el magistrado.

Pues “Con el corazón en la mando nos dejas tu enorme lección de humanidad. Tú recuerdo nunca morirá”.

Ángela, al igual que cientos de niños son violentados en la Ciudad de México. De enero de 2009 a diciembre de 2013 la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) recibió 35 quejas por presuntas violaciones al derecho a la integridad personal de la niñez.

De las 46 víctimas identificadas, de entre 12 y 17 años, 59 por ciento acusó el uso desproporcionado o indebido de la fuerza, 20 por ciento dijo que fue torturado y 7 por ciento denunció tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo