Hubo obstrucción en indagatoria e inconsistencias en caso Iguala: GIEI

El último reporte del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) revela declaraciones de militares del 27 Batallón, restos óseos no reportados y refuta informe del basurero de Cocula.

Por Fabiola Ayala

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) nombrado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para el caso Iguala, presentó su último informe en el que mostró nuevos indicios de lo ocurrido entre el 26 y 27 de septiembre de 2014, cuando desaparecieron los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero.

A la presentación del informe que culmina con un año y mes de investigación por parte de los expertos, ocurrida en la Universidad del Claustro de Sor Juana, no acudió ninguna autoridad del Gobierno federal para recibir los detalles de manera pública.

Los expertos Alejandro Valencia Villa, Ángela María Buitrago, Claudia Paz y Paz, Carlos Martín Beristain, Baile y Francisco Cox Vial coincidieron en que esa noche se creó una coordinación estratégica, con duración de 10 horas aproximadamente, entre policías municipales de Cocula, Iguala y Huitzuco; así como integrantes de la Policía Federal y elementos del Ejército para evitar que los normalistas salieran de Iguala hacia Chilpancingo.

TE RECOMENDAMOS

Agregaron que a una semana de hacer público su documento tuvieron conocimiento que, por primera vez, dos militares del 27 Batallón con sede en Iguala acudieron a la comisaría de Iguala donde habrían sido llevados los 43 normalistas la noche del 26 y 27 de septiembre de 2014.

La presencia de militares ya se había referido desde el primer informe. En este último reporte, el GIEI refirió que los militares acudieron a la comisaría a preguntar por una motocicleta de un agente de inteligencia de su equipo, vestido de civil, quien habría ido antes a la dependencia.

En declaraciones pasadas ningún militar había hablado de la moto y para los expertos resulta sorprendente que pese a darse cuenta de lo que ocurría en la comisaría, los elementos no se interesaron por los estudiantes, sino por la moto.

Las declaraciones fueron conocidas recientemente y no por medio de entrevistas ejecutadas a los militares, como lo había pedido el GIEI.

El documento de los expertos incluye las preguntas que habrían hecho a los militares del 27 Batallón, tales como cuáles fueron las labores de inteligencia al acudir al Palacio de Justicia, las fotografías tomadas en la zona, así como el tipo de órdenes que recibieron para presentarse en el lugar al mismo lugar justo cuando fueron llevados los normalistas o había movilización de policías municipales.

También hablan acerca de que los militares no atendieron la petición de ayuda que hicieron los familiares de los jugadores del equipo de futbol Los Avispones de Chilpancingo, luego de que fueron atacados la misma noche en que desaparecieron los normalistas.

Restos óseos no reportados

El GIEI mostró material gráfico que probaría que la PGR encontró restos óseos en el río San Juan en Cocula, que no fueron reportados en el expediente y ni compartidos públicamente.

Con el apoyo de fotografías y un video, el experto Carlos Beristain explicó que el hallazgo de dos bolsas se habría hecho el 28 de septiembre de 2014, en una diligencia con el detenido Agustín García Reyes; información que, dicen, no obra en el documento de la investigación.

En las fotografías, que fueron atribuidas a reporteros gráficos, también se puede ver al titular de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, Tomás Zerón y a peritos de la PGR.

Mientras que en un video se muestra que las bolsas vistas un día antes, son muy parecidas a las encontradas por buzos de la Secretaría de Marina en el cauce del río San Juan, el 29 de septiembre de 2014.

Entre los restos contenidos en dichas bolsas se encontrarían los del normalista Alexander Mora Venancio, uno de lo 43 desaparecidos; según confirmaron meses después los forenses de la Universidad de Innsbruck.

Por ello llamaron a que se investigue a Tomás Zerón o se aclare qué ocurrió con la  diligencia ministerial del 28 de septiembre y que no figura en el expediente.

Detenidos torturados

El documento refiere que al menos 17 de los 80 detenidos por la presunta participación en la desaparición de los 43 normalistas habían sido torturados previo tras su detención.

Entre ellos estarían, Agustín García presunto integrante del grupo criminal de “Los Guerreros Unidos”, quien dio detalles de la asesinato y quema de los estudiantes en el basurero de Cocula; Giladarno López Astudillo, alias el Gil, jefe del cartel; así como cuatro policías de Iguala y siete más de Cocula.

Por ejemplo, señalaron, que en un primer informe médico Agustín García sólo presentó una lesión; en otro se habla de 30 lesiones que no corresponden a maniobras propias de la detención.

Peritaje en basurero de Cocula y el quinto camión

Los expertos refutaron el último informe del grupo colegiado en materia de fuego en el basurero de Cocula entregado a la Procuraduría General de la República (PGR).

Consideraron que carece de sustento científico y que entre los peritos existe uno que no estaba acreditado para ejecutar una investigación en dinámica de fuego.

Además insistieron en la existencia de un quinto camión involucrado en los hechos ocurridos en el marco de los ataques a los normalistas y a los jugadores por policías municipales de Iguala y Cocula.

Mencionaron que el bus que les mostró la PGR es distinto al que usaron los estudiantes y habría sido el única que salió de Iguala para transportar heroína.

Frase:
El chileno Francisco Cox dijo que se van “con el peor” sabor de boca por no saber el paradero de los 43 normalistas, después de más de un año de participar en la investigación.

TE RECOMENDAMOS:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo