Abandonan seguridad en calles de Guadalupe, Nuevo León

El jefe de Seguridad Pública, Felipe de Jesús Gallo, reconoce fallas en botones de pánico instalados en este municipio

Por Víctor Badillo

Luego de que Publimetro diera a conocer que el sistema de vigilancia de Guadalupe, la segunda ciudad más importante de Nuevo León, se encontraba en ruinas, la secretaría de Seguridad Pública de esta municipalidad aceptó la falla.

Felipe de Jesús Gallo, secretario de Seguridad Pública, reconoció que es cierta la información publicada y fue más allá.

“Se hicieron unos contratos con una empresa desde hace tres administraciones para que se instalaran estos dispositivos, orientados a que los ciudadanos pudieran, mediante la pulsación de un botón, solicitar el auxilio de la autoridad policial. Ese contrato se amplió, llegó a tener hasta 5 mil 500 dispositivos. No sólo incluyeron botones de pánico, incluía un circuito cerrado de televisión y las cámaras que tenemos en el municipio de Guadalupe. Pero desgraciadamente, como toda tecnología, si se le deja de dar mantenimiento y actualización, deja de operar, y eso pasó”, dijo el jefe policial.

“De los botones de pánico se llegaron a instalar 2 mil 200 y nos encontramos aquí, con cajas sin instalar, como 2 mil 500. Muchos se perdieron o se los robaron. O se cambiaron de casa y no reportaron el cambio. Los estamos buscando”.

Felipe de Jesús Gallo informó que fue localizada una consola abandonada y sin uso, que podría facilitar enormemente el trabajo de una corporación policial.

“Te puedo asegurar que, como dejaron abandonados esos botones, también encontramos abandonada una consola de radiocomunicación que nos va a permitir tener acceso a todo tipo de plataformas de comunicación. Es decir, si tú me llamas por teléfono reportando un incidente, al mismo tiempo te podemos enlazar con las patrullas, o si eres un taxista y por frecuencia me reportas una riña o un evento, desde tu frecuencia podremos tener comunicación con la patrulla más próxima. Policía y taxista podrán hablar de manera directa”.

Al ser cuestionado sobre el por qué no figuraron las observaciones sobre las condiciones de abandono de la secretaría, Gallo reveló que sí hicieron todas las observaciones al momento, como el faltante de armas que actualmente enfrentan.

“No sólo de los botones de pánico hicimos observaciones, tenemos 21 armas que no sabemos dónde están. Hicimos público además el tema de elementos que estaban corrompidos y que fueron dados de baja, así como faltante de otro equipo. Pero todo fue observado y todo fue denunciado”.

Al preguntar si la administración tenía algún adeudo con la empresa que vendió los botones de pánico, dijo que es un dato que desconocen.

“No sabemos si hay adeudo con los botones de pánico, a nosotros nunca nos han venido a cobrar nada, ni nadie”, concluyó el jefe policial.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo