Tomás Zerón y la visita secreta a Cocula

El responsable de la Policía Federal Ministerial, ocultó su “acto de investigación policial” por 18 meses a pesar de ser “legal”

Por La Silla Rota

Lejos de abonar al esclarecimiento de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, la “visita secreta” a Cocula de Tomas Zerón de Lucio, director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), pone en riesgo la “verdad histórica” y los 19 meses de investigación de la Procuraduría General de la República (PGR), al evidenciar posibles fallas al debido proceso, el ocultamiento de evidencias, tortura a un detenido y manipulación de una probable escena del crimen.

TE RECOMENDAMOS

Tomas Zerón, entre escándalos de montajes y siembra de pruebas

Informe del GIEI toca males corrosivos del aparato legal mexicano: Desde la fe

GIEI entrega a PGR 20 recomendaciones sobre caso Iguala

Tomás Zerón de Lucio, autorizó el traslado de la Ciudad de México a Cocula de Agustín García Reyes “El Cheje” o “El Chereje” -presunto integrante de Guerreros Unidos- sin que lo acompañara su abogado defensor, y permitió que se descartarán restos óseos sin un peritaje, actuaciones que no reportó ni integró a la averiguación previa.

El responsable de la Policía Federal Ministerial, ocultó su “acto de investigación policial” por 18 meses a pesar de ser “legal”, sin embargo, lo tuvo que reconocer públicamente tras la difusión de un video que documentó su presencia en el municipio guerrerense.

La actuación de Zerón de Lucio ese 28 de octubre de 2014 en Cocula genera dudas, ya que al día siguiente, se hizo el hallazgo en el río San Juan de una bolsa con restos que presuntamente pertenecían a los estudiantes desparecidos, después de haber sido incinerados en el basurero de Cocula.

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) señaló que de acuerdo a los informes médicos, existen indicios de que “El Chereje” fue víctima de tortura antes y después del viaje a Cocula.

Las anomalías, irregularidades y omisiones de Tomás Zerón de Lucio, representan un fuerte golpe a la credibilidad de la “verdad histórica” de la PGR.

¿Tortura a ‘El Chereje’?

Elementos de la Secretaría de Marina detuvieron a Agustín García Reyes “El Chereje” el 27 de octubre de 2014 a las 18:00 horas. Un médico naval registró que tenía una equimosis en hipocondrio izquierdo -lesión subcutánea o moretón en la parte superior del abdomen-, la evaluación sen realizó dentro de instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

Sin motivo aparente y bajo la custodia de las autoridades ministeriales “El Chereje” presentó más de 30 lesiones en las horas siguientes, antes de viajar junto con Tomás Zerón a Cocula.

Un acta ministerial señala que fue ingresado a la SEIDO a las 23:00 horas de ese mismo día. El informe médico del 28 de octubre de 2014 de las 00:50 horas –casi dos horas después de su ingreso y siete horas después del primer informe médico- refiere la existencia de 30 lesiones que no tenía al momento de ser revisado por el médico naval.

A las 3:00 horas del 28 de octubre de 2014, “El Chereje” firmó su declaración ministerial, en la que señaló que las lesiones se las ocasionó antes de la detención haciendo trabajos pesados.

El informe médico naval y el de la PGR sobre “El Chereje” se contradicen.

En la evaluación psicológica del 28 de octubre, el detenido le informó al psicólogo de la PGR que fue torturado, que le pusieron una bolsa en la cabeza, que lo golpearon y le dieron toques con la “chicharra”.

El 28 de octubre, “El Chereje” fue trasladado a Cocula por Tomás Zerón de Lucio.

El 29 se realizó una diligencia oficial en los márgenes del río San Juan, en la cual participó “El Chereje”, y por la noche se le practicaron dos nuevas revisiones médicas – a las 19:00 y 20:30 horas-, con las mismas palabras y signos de puntuación que la realizada el 28 de octubre.

Días después presentaría más lesiones. En el informe médico del 31 de octubre de 2014 practicado a las 23:21 horas se incluyen siete nuevas lesiones (eritemas –enrojecimiento de la piel por inflamación  en ambas muñecas). El 3 de noviembre de 2014 a las 20:00 horas se le practicó otra evaluación médica y se le detectaron nuevas de lesiones en una pierna.

Para ocultar los posibles indicios de tortura, la PGR realizó un informe de mecánica de lesiones a “El Chereje” el 31 de diciembre de 2014, en el que se concluyó que las lesiones corresponden a actos de sometimiento, inmovilización y traslado de personas con forcejeo y resistencia, aplicándose la fuerza, no de tortura.

El informe de mecánica de lesiones podría descartarse, ya que en la evaluación médica hecha por la Secretaría de Marina no registró ninguna lesión después de que fue detenido. 

PARA VER LA NOTA COMPLETA IR A LA SILLA ROTA

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo