Sobreimportación de motocicletas elevó índice criminal en Venezuela

Según estudios en un total de 27 mil homicidios ocurridos en Venezuela entre 2005 y 2016, se utilizó la motocicleta como medio para su perpetración.

Por AP

La sobreimportación de motocicletas en Venezuela ha traído como consecuencia un elevado incremento en los índices de robos, asesinatos y secuestros, advirtió Eleazar Prieto Guevara, criminólogo y ex asesor policial.

“El ingreso de motos al país a partir de 1999, ha estado en estrecha relación con los índices de criminalidad registrados por los organismos policiales”, precisó el ex director de Asuntos Especiales del extinto Ministerio de Justicia (MJ).

Prieto Guevara, en diálogo con Notimex, señaló que la gigantesca importación de motos realizada a partir de 2005, disparó el índice de criminalidad en un 70 por ciento.

“A partir de ese año moto-homicidio comienzan a convertirse en un binomio macabro”, sentenció.

Agregó que según estudios realizados por la Asociación Venezolana de Derecho Penal (AVDP), en un total de 27 mil homicidios ocurridos en Venezuela entre 2005 y 2016, se utilizó la motocicleta como medio para su perpetración.

“Es decir la moto se ha convertido en un sinónimo de delito y en una calamidad pública para los viandantes, quienes a menudo son víctimas de arrollamientos por parte de quienes en forma agresiva y suicida conducen estos vehículos”.

Observó que solo en 2015, 150 jóvenes fueron asesinados por resistirse a entregar su moto a bandas delictiva especializadas en el robo de estos vehículos, a los que de paso no se les consigue repuestos en el país”.

Advirtió que “estas motos, de fabricación china, no tienen repuestos en Venezuela, por lo que el robo de las mismas, para ser “picadas” (despojadas de sus piezas), se ha extendido por todo el país, con su secuela de jóvenes muertos y lesionados”.

Por otra parte, resaltó que en el hospital Miguel Pérez Carreño, (especializado en traumas) hay dos pisos completos ocupados por personas que sufrieron arrollamientos, choques y caídas en motos. Estos salones los denominan área “Bera”, en honor al importador de dichos vehículos.

“El problema se ha magnificado debido a las masivas importaciones de motos por parte del gobierno nacional y de empresas particulares, las cuales han saturado al mercado y mantienen la ciudad colapsada y al borde del paroxismo”, afirmó Prieto.

TE RECOMENDAMOS

Japón se está quedando sin menores de edad

LO MÁS VISTO EN VIDEO

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo