Mangos con chile, el negocio redondo en la CDMX

Al "manguero" le pagan 150 pesos por día; 850 pesos se reparten entre el encargado y el dueño del negocio

Por Letra roja

En las calles de la Ciudad de México es muy común ver unos peculiares carritos de madera que cargan unos deliciosos mangos que sólo con mirarlos se antojan.

Con sal, limón, chile y chamoy el vasito de fruta la puedes comprar en 20 pesos.

Letra Roja platicó con los vendedores de mango de la colonia Doctores y descubrió lo lucrativo que puede ser este negocio, sobre todo si eres el dueño.

La jornada laboral comienza en el punto de reunión a las 10 de la mañana, el vendedor prepara su carrito para que a partir del medio día salgan a su punto de venta, estos se ubican en el perímetro de las avenidas Niños Héroes, Doctor Vértiz y Doctor Río de la Loza, además de las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ – CDMX).

La ventaja de trabajar en la zona es que se cuenta con un lugar fijo por lo que no se necesita caminar entre las calles para poder vender, el trabajo del día termina a las 18:30 horas o cuando se vendan por lo menos 40 vasos de la fruta, algunos comercializan hasta 50 unidades.

El mango Ataulfo lo traen de la Central de Abastos donde lo compran a 12.14 pesos el kilo y venden el vaso a 20 pesos. Si consideramos que cada mango utilizado tiene un peso aproximado de 250 gramos, el precio por el mango que contiene cada vaso es de 3.035 pesos, la ganancia por vaso es de 16.9 pesos.

Cada vendedor gana 150 pesos al día por generar mil pesos diarios, equivalente al 15% de la producción, el 85%, 850 pesos, se reparte entre el encargado y el dueño.

La flota de 10 carritos genera 10 mil pesos diarios, 8 mil 500 descontando la paga de los trabajadores y descontando los mil 517.5 pesos que se invierte en el mango, la ganancia neta diaria es de 6 mil 982.5 pesos.

Para poder entrar a trabajar en la vendimia del mango se tiene que hablar con los encargados de las flotillas, estos te darán  una capacitación previa en la que te enseñan a partir el mango y acomodarlo en el vaso. El método tiene su complejidad ya que el vendedor en ningún momento toca el producto y no se desperdicia nada,  si ya eres capaz de dominar el negocio se te asigna un carrito.

Aunque no todo es tan fácil como parece, si la policía te lleva ante el Juez Cívico por vender sin permiso, tendrás que desembolsar 400 pesos de multa.

Según el encargado, las bondades de este empleo es que el patrón ha conseguido realizar “convenios” con los inspectores de vía pública  para que te dejen laborar.

Estos carritos los puedes encontrar en colonias como la Del Valle, Roma – Condesa, Popotla, Tacubaya  y Doctores y cerca de la Noria en Xochimilco.

Aunque la fuente no quiso revelar el nombre de su jefe, Letra Roja pudo apreciar que le va bien en el negocio, ya que hasta le alcanza para comprar a las autoridades que se hacen de la vista gorda sobre su existencia, recordemos  que el ambulantaje está prohibido en la CDMX. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo