Trump, un rey usando Twitter pero también a la prensa tradicional

Por EFE

El aspirante republicano a la Presidencia de EEUU, Donald Trump, ha conseguido sacarle el máximo rendimiento tanto a Twitter, en cuya cuenta personal tiene más seguidores que el presidente, Barack Obama, como a la prensa tradicional, pese a las críticas en los medios.

“Trump es único manejando su propia marca. Es el mejor vendedor del mundo y los medios no pueden escapar”, dice en una entrevista con Efe la profesora de Periodismo de la Universidad de Columbia y autora de la biografía “The Trumps: Three Generations of Builders And a Presidential Candidate”, Gwenda Blair.

En los mítines de Trump es habitual que critique a los medios de EEUU, una actitud que según Blair es bastante habitual entre los republicanos, que ven a medios como “The Wall Street Journal” o “The New York Times” como parte de “una conspiración liberal de izquierdas”.

En lo que Trump sí es único es en su capacidad de aparecer en portada diariamente durante meses en los periódicos que en sus editoriales advierten del peligro de su candidatura.

Tanto es así que en muchas redacciones se ha abierto el debate sobre en qué medida Trump ha jugado con los medios, que tan bien conoce el magnate, y en qué medida se ha contribuido a dar publicidad a su campaña involuntariamente.

“Seguramente se ha contribuido, pero no puedes dejar de cubrir a un candidato si dice cosas que son noticia”, comenta Blair, quien apunta que Trump quiere ante todo “colocar su marca, sin importar el contenido, porque para Trump los electores son sus clientes”.

“Silenciarle como prensa no tendría sentido. Lo que sí está en manos de los medios es ir más allá y escribir artículos explicando sus contradicciones, sus cambios de postura, etc.”, añade.

Un medio en el que Trump puede controlarlo todo, y de ahí el gusto por su uso, es Twitter, donde tiene 8 millones de seguidores (la precandidata demócrata Hillary Clinton cuenta con 6,15 millones).

“Las redes sociales le permiten comunicar cuándo y cómo quiere, sin pasar los filtros de los periodistas”, explica la profesora de Columbia, quien destaca que él mismo escribe cada mensaje.

“No es alguien a quien le guste delegar, dejarse asesorar. Eso es algo que podrá tornarse en gran problema si llega a la Casa Blanca”, señala la autora de la biografía de la saga Trump.

Uno de sus últimos mensajes de mayor repercusión en Twitter fue este jueves: “¡Feliz Cinco de Mayo! El mejor plato de tacos se sirve en la Trump Tower Grill. Amo a los hispanos”, escribió en castellano acompañando la foto en Twitter un sonriente Trump desde su despacho en Manhattan.

Cerca de 200.000 internautas reprodujeron o marcaron el mensaje como favorito.

Un día antes, como destacó la propia Clinton, entre otros, Trump había reiterado sus planes de deportar a mexicanos, el colectivo al que ha dedicado más descalificaciones, seguido de los musulmanes.

Preguntada sobre si considera que Trump acabará llegando a la Casa Blanca, Blair no descarta nada.

“Ha conseguido ser el rey del mundo inmobiliario, de los casinos, de los medios. ¿Por qué no conquistar la Casa Blanca?”, reflexiona Blair, quien apuesta que el republicano no rebajará su tono para mostrarse más “presidenciable” pues “perdería su esencial, lo que le hace ganar la popularidad”.

“Veremos si los estadounidenses que lo ven como su personalidad favorita de televisión consideran o no que es el adecuado para ocupar el puesto de trabajo más importante del mundo”, añade Blair, quien destaca que el multimillonario ya ha conseguido llegar “más lejos de lo que la mayoría esperaba”.

Sobre cuál es el secreto de Trump para levantar tanta atención de los estadounidenses, Blair señala que “es lo impredecible de su discurso, su capacidad de decir a las personas frustradas por la situación económica lo que quieren oír, aunque sea política y moralmente reprobable”.  

Loading...
Revisa el siguiente artículo