Motos no entrarán a verificación, aclara CAMe

Autoridades de la Megalópolis informaron que por lo menos en este 2016 quedarán fuera de ser sometidas a un test

Por Israel Zamarrón

Primero se deben crear normas a nivel federal o local para luego incluirlas al programa; sí entrarán a las restricciones en fase I de contingencia
 
El coordinador ejecutivo de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe), Martín Gutiérrez Lacayo, aclaró que las motocicletas no estarán incluidas en el programa de verificación vehicular al menos en el segundo semestre de 2016. 
 
En entrevista con medios posterior a la conferencia de prensa de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) señaló que las motos no están contempladas en la norma emergente de verificación. 
 
Lo anterior contrasta con lo dicho por la secretaria del Medio Ambiente de la Ciudad de México, Tanya Müller, quien señaló que las motocicletas, al ser el segundo vehículo que produce más emisiones por pasajero, sí serían incluidas en la norma emergente. 
 
No obstante, Gutiérrez Lacayo aclaró que las motocicletas sí tendrán restricciones vehiculares cuando se presenten episodios de altos niveles de ozono que obliguen a decretar fase I o II de contingencia ambiental. 
 
Alistan norma
 
El titular de la Semarnat, Rafael Pacchiano, adelantó que en 15 días será publicada la norma emergente de verificación vehicular, la cual entrará en vigor a partir del 1 de julio. 
 
Dicho instrumento establecerá que la verificación vehicular se hará por sistemas de diagnóstico a bordo de los autos 2006 y posteriores que de conectarán con aparatos en los Verificentros. 
 
Para el caso de autos 2005 y anteriores la verificación se hará de manera tradicional, con rodillos o dinamómetros, pero los niveles de emisiones serán más estrictos para todos los modelos. 
 
De esta manera, explicó Pacchiano Alamán, se buscará que los autos que menos contaminen puedan circular y los ostensiblemente contaminantes descansen para evitar emisiones. 
 
También se colocarán sensores remotos para monitorear los niveles de emisiones de los autos, los cuales podrían colocarse afuera de los Verificentros para también detectar a los que entregan hologramas 0 o 00 a vehículos ostensiblemente contaminantes.
 
Asimismo esta norma buscará darle dientes a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) para que pueda hacer inspecciones de los Verificentros y detectar prácticas de corrupción o alteración de equipos. 
 
Lo anterior debido a que consideró que los 1.7 millones de autos con Holograma 1 y 2 que consiguieron el 0 en el segundo semestre de 2014 no fue por el criterio de la Corte, sino por prácticas de corrupción en Verificentros. 
Loading...
Revisa el siguiente artículo