Rousseff rompe el silencio: el futuro de Brasil está en juego, no mi mandato

Por EFE/Notimex

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, suspendida de su cargo por el Senado, afirmó hoy que en el juicio político al que será sometida no estará en juego su mandato, sino el “futuro” del propio país.

Arropada por quienes fueron sus ministros y colaboradores, Rousseff hizo un pronunciamiento en el Palacio presidencial de Planalto tras ser notificada de su suspensión y aseguró que sufre “la mayor de las brutalidades que se puede cometer contra un ser humano: castigarlo por un crimen que no cometió”.

La decisión del Senado, “es un golpe (…) mi gobierno fue blanco insistente de sabotaje (…) crearon el ambiente propicio para el golpe”, aseguró la mandataria en una declaración televisada en cadena nacional.

Rousseff insistió en que no ha cometido ningún crimen o delito en su vida, y remarcó que va a luchar, “con todos los instrumentos legales”, para concluir su mandato para el que fue electa el 31 de diciembre de 2018.

Pidió a sus seguidores a mantenerse movilizados, “porque el pueblo sabe que la democracia se logra con la lucha”. Rousseff quedará apartada del poder por 180 días mientras transcurre el juicio político contra ella en el Senado. La oposición acusa a Rousseff de un “crimen de responsabilidad” punible con el “impeachment”, según la Constitución, cuando usó presuntamente artimañas contables por medio de créditos de instituciones públicas para cuadrar las cuentas de 2014 y 2015.

TE RECOMENDAMOS

Rousseff, separada de la Presidencia tras escándalo de corrupción


LO MÁS VISTO EN VIDEO
Loading...
Revisa el siguiente artículo