Ola de atentados yihadistas en Bagdad causa 63 muertos

El Estado Islámico se adjudicó los atentados; el que dejó más víctimas fue el perpetrado en un mercado al norte de la capital iraquí

Por Notimex

Al menos 63 personas murieron y más de 100 resultaron heridas por una ola de atentados que sacudieron hoy varios puntos del norte y sur de esta capital, cuya autoría se atribuyó el grupo extremista Estado Islámico (EI).

El primero y más mortífero de los atentados se registró esta mañana en un mercado del barrio al-Shaab, al norte de la capital, de mayoría chiíta, provocando la muerte de al menos 38 personas y lesiones a más de 70, según reporte de la cadena árabe Al Arabiya.

La policía informó que el ataque fue perpetrado por una atacante suicida, que detonó su chaleco explosivo en medio de decenas de personas, en su mayoría mujeres, que se encontraban realizando sus compras diarias en el mercado.

“Investigaciones iniciales revelaron que el atacante había sido una mujer”, indicó un portavoz del comando de operaciones de la policía de Bagdad en declaraciones a la televisión iraquí, que difundió imágenes del lugar del atentado.

Poco después, un coche bomba detonó en el distrito de al-Rasheed en el sur de la capital, cobrando la vida otras seis personas y lesiones a al menos otras 21, informaron fuentes médicas y la policía en Bagdad.

Una tercera bomba golpeó horas más tarde otro mercado en el distrito musulmán de City Sadr, predominantemente chiíta, provocando la muerte de 19 personas, elevando a 69 la cifra de víctimas mortales por los tres atentados mortales de este martes, y 15 heridos.

El grupo extremista Estado Islámico se responsabilizó del ataque contra el mercado del barrio al-Shaab en una declaración emitida en Twitter y en la que afirmó que fue perpetrado por uno de sus hombres, a quien identificó como Abu Khattab al-Iraqi.

“El atacante lanzó granadas de mano y detonó un cinturón suicida”, destacó el grupo yihadista radical, que controla amplias zonas del norte y el oeste de Irak.

La semana pasada, más de un centenar de personas perdieron la vida y decenas más resultaron heridas por varios atentados con coches bomba en y los alrededores de Bagdad, mientras que 14 más perdieron la vida el domingo pasado en un ataque a una planta de gas del norte de la ciudad.

La capital iraquí ha sido blanco de ataques armados, atentados explosivos y actos de violencia llevados a cabo en los últimos meses por militantes de EI, en particular contra las fuerzas de seguridad y civiles chiítas, a quienes considera herejes.

El EI surgió en 2003 como una rama de la red Al Qaeda, aunque después se separó y tomó el control de amplias zonas de Siria e Irak, en donde en junio de 2014 estableció un califato que encabeza su líder Abu Bakr al Baghdadi.

El grupo yihadista es reconocido por los crímenes atroces que comete en nombre del Islam, como decapitaciones, lapidaciones, quemando vivas a sus víctimas o lanzándolas desde azoteas de edificios, aunque también ha perpetrado múltiples atentados suicidas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo