Una feliz década defendiendo a los hombres

Por Yazmín Alessandrini

Una década de ser la defensora de los hombres y sus causas. Se dice fácil, pero acompañar durante 10 años al género masculino en sus inquietudes, en sus problemáticas, en sus pensamientos, en sus inseguridades y en sus sentimientos, ha sido un viaje sumamente complejo, porque a pesar de que casi todas las mujeres aseguran que todos los hombres son iguales la realidad es que no es así.

Una columna semanal en este tu diario predilecto, “Publimetro”, sin repetir un solo tema; dos libros, ambos best-sellers y un exitosísimo programa de televisión (todos los sábados a las 11:00 de la noche) desde hace cuatro años en Telefórmula y ¡aquí estamos!, felices y contentos celebrando un hito periodístico del que muy pocos pueden presumir y del que me siento muy orgullosa de formar parte.

Lo que son las cosas, parece que fue ayer cuando escribí aquel polémico y escandaloso artículo (que tan variadas reacciones despertó), inspirada por una noticia que leí procedente de Alemania donde una legisladora de nombre Garielle Pauli solicitaba que se contemplara que los matrimonios tuvieran un plazo temporal (siete años) y si al término de éste no hubo afinidad en la pareja, el vínculo marital quedaba disuelto automáticamente.

Aquí en México la diputada perredista Lizbeth Rosas Montero impulsó hace unos años una iniciativa similar tropicalizando la propuesta teutona y dejando el asunto en dos años de matrimonio renovables, lo que definitivamente, en parte por lo que escribimos en este mismo espacio, provocó tal polémica que hasta los políticos le entraron al tema.

Sin embargo, más allá de ser la pionera en abrazar las causas masculinas y desestigmatizarlos poco a poco y semanalmente, lo que verdaderamente me provoca una enorme satisfacción es que semana a semana caballeros de distintas edades me escriben y con el corazón abierto me confían sus más inconfesables traumas y problemas. Y vieran que en el fondo no son tan malos como los pintan. Al contrario, estructural y emocionalmente son muy parecidos a nosotras las mujeres: ríen, temen, gozan, dudan, sufren, lloran, se enamoran, mienten…

Cierto, al género masculino lo envuelven mitos y realidades que los convierten en seres fascinantes. Y en estas aproximadamente 500 colaboraciones, obviamente desde una óptica eminentemente femenina, pero también imparcial, he intentado (espero haberlo logrado) proporcionarles conceptos y comentarios que verdaderamente les hayan sido de utilidad a todos, porque aunque este espacio es “Exclusivo Para Hombres”, definitivamente también les interesa (y mucho) a las mujeres.

Ahora vamos por 10 años más, acompañando a los caballeros en su compleja travesía por la masculinidad, donde cada día surge una nueva duda o una nueva interrogante con respecto a su sexualidad, su psicología, su devenir emocional, su rol social y todas aquellas aristas que los convierten en sujetos dignos de estudio y de análisis. Y aquí en “Publimetro” pueden estar seguros de que siempre tendrán espacio suficiente para expresarse, para desahogarse, para comunicarse y para verse reflejados en estas columnas que con tanto amor les entrego cada semana.

Por todo esto, mi felicitación es para “Publimetro” y para todos ustedes. ¡Felicidades a todos! 

Y no olviden que todos los sábados los espero en punto de las 23:00 horas en su programa “Exclusivo Para Hombres”, que se transmite por Telefórmula (121 de Cablevisión y 121 de Sky).    

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo