Alemania anuncia subvención para autos híbridos y eléctricos

A diferencia de lo que ocurre en otros países, el objetivo de los alemanes es más comercial que ambiental

Por Notimex

El gobierno alemán anunció hoy tres medidas para incentivar el uso de automóviles eléctricos e híbridos, entre las que resalta una subvención de hasta cuatro mil euros (cuatro mil 511 dólares) por vehículo, para bajar el consumo de gasolina y diesel.

Alemania pretende ganar mercados del futuro, colocarse a la vanguardia en movilidad en el mundo y lograr la independencia del país al bajar el consumo de gasolina y diesel para automóviles con motores normales de combustión.

La estrategia tiene tres medidas: la primera es una subvención que otorgará el gobierno a los compradores de vehículos eléctricos e híbridos.

La segunda es exentar a los propietarios de este tipo de automóviles del pago de la tenencia por 10 años, y la tercera es una inversión pública para colocar 15 mil centros de aprovisionamiento de energía para ese tipo de autos.

La subvención tiene vigencia a partir de este miércoles para los que compren un auto eléctrico y será de cuatro mil euros (unos cuatro mil 511 dólares).

Mientras para los que adquieran un auto híbrido (aquellos que combinan energía eléctrica con motor de combustión) será de tres mil euros (unos tres mil 384 dólares).

El gobierno y la industria automotriz destinarán para estos subsidios recursos por mil 200 millones de euros (unos mil 353 millones de dólares), que se estima que se agotarán en junio de 2019.

La subvención será distribuida hasta que esos fondos se agoten y el gobierno alemán estimó que serán comprados alrededor de 300 mil vehículos eléctricos e híbridos.

El ministro de Economía, Sigmar Gabriel, declaró este miércoles que la decisión del gabinete constituye una importante señal en materia de política industrial.

Manifestó que los progresos en materia de electromovilidad son “decisivos” para Alemania en su calidad de polo de captación de inversiones en el sector automotriz.

La subvención también beneficiará a los autos eléctricos e híbridos fabricados por empresas automotrices de otros países, que ya se aprestan a vender ese tipo de vehículos en Alemania.

Los compradores podrán solicitar esa prima por medio de un formulario que se colocará en internet. Otra condición para obtener estos beneficios es que los compradores conserven el automóvil por lo menos nueve meses.

El subsidio podrá ser solicitado por personas privadas, fundaciones, empresas, asociaciones y corporaciones.

En el precio de lista de las automotrices, el modelo básico de un auto eléctrico no podrá ser de más de 60 mil euros (unos 67 mil 674 dólares).

El gobierno alemán ya aplicó con éxito la medida en el pasado reciente para sostener, en momentos de crisis, a la industria automotriz, al implementar la “prima de desguace”.

Tras la crisis financiera de 2008, Alemania otorgó dos mil 500 euros a los consumidores interesados en comprar una nuevo automóvil a cambio de entregar su auto usado por el que recibirían esa prima, además del precio en que lo vendieran, una medida que resultó un éxito.

Con el mismo mecanismo para atraer a compradores, el gobierno y la industria automotriz alemana se dividieron en esta ocasión los gastos para financiar la subvención que este miércoles se aprobó para la compra de autos eléctrico e híbridos.

El gobierno también anunció recursos por 300 millones de euros (unos 338 millones de dólares) para impulsar la instalación de 15 mil columnas de carga de electricidad para esos autos.

Las columnas han sido instaladas hasta el momento en la vía pública, en zonas donde los autos se pueden estacionar, pero el programa contempla la instalación de estos centros en supermercados y en centros deportivos.

El gobierno alemán también comprará automóviles eléctricos para el servicio público.

Al inicio de 2016 se adquirieron en este país europeo 25 mil 500 vehículos eléctricos y 130 mil híbridos.

El objetivo es que en el país circulen un millón de autos eléctricos para el año 2020.

Sine embargo, el Partido de los Verdes y las organizaciones ambientales criticaron las medidas al considerar que los subsidios solo beneficiarán a las automotrices porque incrementarán sus ventas en este tipo de autos.

Señalaron que con esos recursos se debería comprar más unidades de transporte público movido por electricidad.

Además sugirieron que los propietarios de autos de gasolina y diesel deberían pagar mayores impuestos por utilizar combustibles que contaminan el medio ambiente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo