Antes de la fuga, "el Chapo" temía ser ejecutado en EU: abogado

Por Fabiola Ayala

José Refugio Rodríguez Nuñez, uno de los cuatro abogados que llevan el caso de Joaquín “el Chapo” Guzmán Loera en el proceso de extradición, dice que no pueden armar la defensa del narcotradicante por falta de documentos.

En entrevista con Publimetro habló de los impedimentos que han tenido para armar la estrategia en favor del líder del cartel de Sinaloa, así como la salud de su defendido, entre otros detalles.

La semana pasada, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) concedió la extradición a Estados Unidos de Guzmán Loera, luego de revisar las solicitudes presentadas por el Gobierno de dicho país y verificar que cumplen con todos los requisitos previstos en el Tratado de Extradición entre los dos naciones.

El narcotraficante es requerido para enfrentar dos procesos judiciales; uno ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Oeste de Texas, por los delitos de asociación delictuosa, contra la salud, delincuencia organizada, posesión de armas, homicidio y lavado de dinero, y otro en la Corte de Distrito de los EU para el Distrito Sur de California, por el cargo de asociación por importar y poseer con la intención de distribuir cocaína.

Existe un documento que garantiza que el sinaloense no será condenado a pena de muerte en el proceso que enfrente ante la justicia estadounidense.

¿Cómo va la defensa por el proceso de extradición de Joaquín Guzmán?
– Una vez que se ha dictado resolución por Relaciones Exteriores en los dos asuntos para el proceso de extradición, el siguiente paso es promover una demanda de amparo indirecto contra esa determinación. (La dependencia) Le dio copias de la resolución a Joaquín Guzmán pero las tiene al interior del Cefereso (de Ciudad Juárez, Chihuahua), nosotros no tenemos comunicación con él para lograr que salgan y entonces solicitamos que SRE nos diera copia de las resoluciones y el documento mediante el cual se tuvo por garantizar la no aplicación de pena de muerte contra él, para estar en posibilidades de organizar la defensa.

¿Cuál fue la respuesta de la Cancillería?
– SRE se negó a dárnoslas, bajo el argumento de que se las dieron a Joaquín Guzmán en una franca violación al debido proceso, al derecho de acceso a la información, a la garantía de defensa que obliga a las autoridades a dar todos los datos necesarios para defender a una persona.
Joaquín aunque no esté inculpado en un proceso, está privado de su libertad y tiene derecho a tener un defensor y a tener a alguien que lo defienda y para eso se ocupan las copias. Presentamos queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos por la violación de sus derechos y estamos esperando la respuesta.

¿Está en contacto con el abogado en Estados Unidos?
– Sí estamos en comunicación con él, estamos esperando una entrevista próxima pero aún no se sabe para cuándo, hay que ver los tiempos de la señora Emma Coronel (esposa del “Chapo”).

¿Ella sería el puente para esta comunicación?
– Así es para que ella lleve los recados a Joaquín en lo que logramos una entrevista.

¿Ahorita ella tiene más posibilidades de visita que ustedes los abogados?
– Estamos en igualdad de condiciones, tanto la visita familiar como la de los abogados. Está en trámite la autorización, una vez que se acreditaron los requisitos, pero no sabemos cuánto van a tardar.

¿Cuáles son los días de visita en el Centro Federal de Readaptación Social Número 9, ubicado en Ciudad Juárez, Chihuahua.
– No sé.

¿Hace cuánto que pudo entrar a ver Joaquín Guzmán?    
– El miércoles pasado (18 de mayo de 2016).

Cuánto tiempo estuvo con él?
– 45 minutos.

El 7 de mayo pasado, Joaquín Guzmán Loera fue trasladado del penal de máxima seguridad del Altiplano, ubicado en el Estado de México, al de Ciudad Juárez, resguardado por elementos de la Policía Federal y del Ejército Mexicano.

Durante su estancia en el Altiplano, Guzmán se quejó del deterioro en su salud porque sólo dormía tres horas porque lo despertaban para el pase de lista, no salía de su celda y no tenia visitas. En Juárez, las medidas restrictivas han cambiado.

¿Cómo lo ve de salud?
– Ha habido una gran mejora, la ingesta de medicamentos se ha reducido porque la presión arterial se le ha ido normalizando como consecuencia de que ya duerme bien y sale a patio. Ha habido varias mejoras, ahorita lo único que nos preocupa más es la comunicación familiar y defensa.

¿Se relajaron las medidas de seguridad hacia “el Chapo”?
– No, lo que pasa es que tiene garantías que se le empiezan a respetar.

¿A qué atribuye el cambio en el trato a su defendido?
– A que deben de respetar. Pero hay cosas que se deben preguntar a las autoridades porque antes no se le respetaban, son derechos que tiene dentro de prisión.

¿Han hablado de cuando se fugó del Altiplano y ahora que fue trasladado a Juárez?
– Lo único que ha dicho es que si hubiera conocido cómo estaban los hechos en materia de extradición no se hubiera salido, es todo lo que dijo la última vez que lo vi.

¿Por qué?
– Porque a él le habían dicho que tenía muchas acusaciones de muerte y que llegando ahí lo iban a matar en la justicia americana (…) era una información que lo tenía muy inquieto. Ahora ya vio cómo está todo y el panorama es muy diferente. Él no teme a enfrentarla a la justicia mexicana.

¿De alguna manera la fuga fue planeada para evitar la extradición?
– No lo sé, de eso no hemos platicado.

El litigante refirió que parte de la ruta jurídica en el proceso de extradición es interponer el juicio de amparo indirecto ante un juez de distrito, después presentar una revisión ante un tribunal colegiado que es muy factible que llegue a la Primera Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

La revisión ante la Corte sería un procedimiento que duraría de uno a tres años y después se podría recurrir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que tiene medidas cautelares para suspender la ejecución.

DE CERCA…
¿Cuántos abogados constituyen la defensa?
– Dentro del procedimiento de extradición somos cuatro: Andrés Granados Flores, Carlos y Cythia Castillo Castillo por el lado de México. En total 12, yo los coordino.

¿Cuándo se sumó a la defensa de Joaquín Guzmán y cómo fue contactado?
– Estoy en su defensa desde abril de 2014 y el que me contactó fue el licenciado Óscar Manuel Gómez Nuñez (detenido por su presunta participación en la fuga del Chapo en 2015 y facilitar la visita de la diputada Lucero Sánchez con documentos falsos) y a raíz de esa entrevista me han ido asignando responsabilidades.

¿Usted de dónde es originario?
– Soy de Culiacán, Sinaloa, pero crecí en el estado de Michoacán donde llegué de un año dos mes. Mi educación se hizo ahí, soy egresado de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Tengo tres maestrías y un doctorado.

¿Cómo se siente con este proceso?
– Todo tranquilo, el señor Joaquín ha depositado en un servidor una gran confianza. Trabajo muy a gusto, muy tranquilo no tengo ninguna presión.

¿Qué impresión le causó Joaquín Guzmán cuando lo conoció?
– Muy buena impresión, es una persona muy atenta, respetuosa, muy centrada, tranquila y segura de sí misma.

¿En qué quedó lo de la supuesta hija del Chapo (Rosa Isela Guzmán Ortiz)?
– Es un tema privado que no me interesa tocarlo, ni me interesa saber nada de él, no sé nada.

TE RECOMENDAMOS:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo