#Confidencial: puerta grande a 2018

Por #CONFIDENCIAL

Ganen o pierdan, los morenistas de Andrés Manuel López Obrador aseguran que Zacatecas, Veracruz y la Ciudad de México es la entrada por la “puerta grande” a las elección presidencial de 2018. Nos dicen que hay mucho entusiasmo en el partido, pues creen que habrá “buena cosecha” este domingo. Por una parte afirman que desplazarán al PRD en las preferencia electorales de la izquierda y también que los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) serán sus principales promotores del voto, lo que se podría convertir en el “voto duro” del lopezobradorismo.

El ex presidente Felipe Calderón no deja de dar la nota. Primero hizo declaraciones en contra del PRI en Veracruz y ahora se le fue a la yugular los Monreal, familia muy cercana al tabasqueño Andrés Manuel López Obrador. En la recta final de la campaña en Zacatecas, Calderón Hinojosa relató que desde el 1998 el actual delegado de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, no fue postulado a candidato del PRI a la gubernatura por los nexos de su familia tenía con el crimen organizado, luego el ex mandatario recordó que en su sexenio el Ejército encontró en una bodega de chiles, propiedad de la familia Monreal, 14 toneladas de droga”. En la oficina del delegado de la Cuauhtémoc aseguran que las declaraciones de Calderón parecen tener la intención de ganar un poco de votos en la elección estatal pues su candidato va abajo, pero, dicen, al final del día confirma que no hay forma de arrebatarle el estado al PRI.

Dicen que la venganza llega más rápido cuando se trata de integrantes de Morena, ayer comentamos en este mismo espacio del desplante que le hicieran ayer al presidente del partido en el la Ciudad de México, Martí Batres, cuando el pasado lunes presentó varias quejas ante la Contraloría General, especialmente el desaire que le hizo de Ricardo Monreal, jefe delegacional de la Cuauhtémoc. Pues ayer martes, cuando le tocó al zacatecano ir a interponer una denuncia por daño moral contra Felipe Calderón y Jorge Carlos Ramírez Marín, la dirección local del partido lo dejó solo. Glup.

Los resultados del Índice Nacional de los Organismos Garantes del Derecho a la Información (INOGDAI) no cayó nada bien al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), específicamente al comisionado Oscar Guerra Ford, elegido para estar en la presentación del estudio. Durante las dos horas que duró el evento, el comisionado estuvo tragando saliva más de una vez hasta que su molestia se hizo evidente cuando refutó que, según el INOGDAI 2016, el organismo garante de Campeche fuera el mejor evaluado, mejor que el de la Ciudad de México, que él presidió.

Loading...
Revisa el siguiente artículo