Millennials, generación endeudada y en estrés financiero

Por Mario Mendoza Rojas

Los millennials –o jóvenes nacidos entre 1982 y 1996– son parte de una generación que vive sobreendeudada y en constante estrés financiero, debido a la falta de conocimientos básicos para hacer rendir su dinero y a la desconfianza hacia las instituciones crediticias.

Una encuesta elaborada por la consultoría PricewaterhouseCoopers (PwC), titulada Millennials y Educación Financiera, reveló que sólo 24% de ellos mostró conocimientos básicos sobre el manejo de sus finanzas. 

La especialista en finanzas personales Regina Reyes-Heroles explicó que, de acuerdo a tales cifras, “podemos decir que ocho de cada 10 jóvenes no saben cómo usar su dinero para que les alcance o rinda”.

A través de su columna Vivir como Reina y Gastar como Plebeya, señaló que de acuerdo a dicha encuesta sólo 8% demostró tener buenos o altos conocimientos en la materia e indicó que aún cuando el sondeo se hizo en Estados Unidos este “representa a varios millennials en México”.

Sobreendeudados, más de la mitad 

Una análisis de la reparadora de crédito Resuelve tu Deuda reportó que dicha generación –caracterizada por su alto consumo en tecnología, viajes, servicios sustentables, trabajo flexible y un estilo de vida cómodo– enfrenta problemas con el manejo y pago de sus deudas.

Precisó que, de acuerdo a los registros de la empresa, 54% de los jóvenes mexicanos de 20 a 25 años de edad –ubicados como una muestra de los millennials– tiene problemas de sobreendeudamiento, debido a la mala administración de sus recursos.  

Refirió que los problemas financieros surgen cuando los padres abren o comparten líneas de crédito adicionales con su hijos, o bien, cuando estos últimos contratan un producto financiero como las tarjetas de crédito intentando mantener el mismo estilo de vida financiado desde su familia. 

Lo anterior ocasiona que muchos de estos pasen la década de sus veinte o principios de los treinta pagando, aunque la mayoría asegura que sus adeudos provienen del pago de estudios y prioridades como la renta de un departamento.

¿En qué gastan?

Un reporte de la firma Resuelve tu Futuro reveló que: 

• 34% del presupuesto de los millennials está destinado al pago o renta de una vivienda; aunque hay datos que indican que son capaces de invertir hasta 50% en dicho rubro.

• 30% en servicios de entretenimiento, la mayoría en línea o a través de servicios móviles, tecnología, ahorro y pago de deudas.

• 22% en servicios de educación o adquisición de nuevas habilidades profesionales.

• 10% en transporte, rubro donde privilegian los sistemas sustentables o amigables con el medio ambiente como las bicicletas.

• Y 4% en servicios de salud.

Pobre historial financiero   

Frente a dicha realidad, el sitio especializado en finanzas personales ComparaGuru.com reveló que los millennials de nuestro país tienen un escore financiero más bajo que el de sus padres, derivado de los problemas que presentan con el manejo y administración de sus recursos.

Indicó que de acuerdo al indicador FICO, cuyo objetivo es medir la posibilidad de que las personas incumplan con sus pagos en los próximos 12 meses, dichos jóvenes se quedan casi 20 puntos por debajo de las notas alcanzadas por sus padres.

Precisó que una escala de cero a 850 puntos –reportados en dicho índice– los millennials obtienen una nota mínima promedio de 597 y una máxima de 611 unidades, mientras que sus padres reportan niveles de 620 a 629 puntos. 

Lo anterior significa que los jóvenes tienen mayores probabilidades de incumplir con el pago de sus compromisos o deudas contratadas, en tanto que los adultos o adultos mayores de su hogar primigenio muestran un mayor nivel de cumplimiento y atención de sus cuentas por liquidar.

“Mi triste historia”: testimonio 

“Liquidar una deuda de 12 mil pesos, con un salario de cuatro mil mensuales, como becario en Marketing Digital, me llevó dos años de mi vida. La solución: el rescate de mi madre y la ayuda de mi exnovia, a quien le compré una consola de videojuegos con mi tarjeta sobregirada. La moraleja: si no tienes con qué no compres tanto”.

Este es el resumen de la historia que David P., un millennial mexicano, recién egresado de la universidad, que a sus 22 años de edad no supo como enfrentar los estragos de cuatro meses de gastos irresponsables en cigarros, golosinas, videojuegos, boletos para el cine y entradas a conciertos.

“Era muy fácil: invitaba a mis amigos, compraba cosas y hasta daba algún regalito a mi suegra en turno; todos apreciaban mi disposición al consumo, aunque el problema comenzó cuando el sueldo no alcanzó ni para el mínimo.

“Fue entonces que mi madre salió al rescate con un préstamo de nueve mil pesos y mi ex novia aportó cuatro mil para liquidar los más de 12 mil pesos en compras e intereses; solo así fue posible acabar con el estrés que todos eso me causó… esa es mi triste historia”, remató.  

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS LEER: 

Si eres parte de una historia similar o deseas obtener una solución para manejar de forma óptima tus tarjetas, puedes ingresar a: 

• Tips para decir “adiós” a tus deudas en tarjetas de crédito

• La columna de Piggo: tengo dinero ¿En qué me lo gasto?

Loading...
Revisa el siguiente artículo