Religiosos amagan con resistencia civil contra iniciativa de bodas gay

Grupos de diferentes credos religiosos pidieron al Congreso no avalar la propuesta de matrimonios igualitarios enviada por el presidente Enrique Peña Nieto

Por Fabiola Ayala

Integrantes de la Unión Cristiana por la Familia advirtieron que si la Cámara de Diputados aprueba la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto sobre los matrimonios entre personas del mismo sexo y la adopción de menores harán movilizaciones en todo el país.

En conferencia de prensa, Luis Gallegos vocero del grupo religioso refirió que han hablado con representantes de dos mil asociaciones religiosas, incluidos líderes católicos, con el fin de organizar movilizaciones en contra de las bodas gay.

“Haremos cosas como las que ya están haciendo ellos. Hicieron una marcha en favor del matrimonio entre un hombre y una mujer en Cuernavaca; asistieron 30 mil personas y nos encantaría sumarnos a eso”, abundó.

Los representantes religiosos manifestaron que no están de acuerdo con dicha iniciativa, la cual propone modificar el artículo 4 de la Constitución para que ninguna persona sea discriminada por su preferencia sexual cuando desee contraer matrimonio.

Y aunque afirmaron que su postura “no es discriminatoria ni homofóbica”, reiteraron su desacuerdo en que las personas del mismo sexo tengan el derecho a casarse y adoptar; una demanda que la comunidad gay ha hecho en repetidas ocasiones

“La familia es ordenada por Dios y el matrimonio debe realizarse entre un hombre y una mujer y que los niños tienen el derecho de tener un padre y una madre para cumplir con su destino divino”, expresaron.

Por un lado consideraron que el jefe del Ejecutivo no debe buscar derechos que sólo estén en favor de una minoría y “atenten” contra la figura de la familia tradicional y el derecho de los menores a tener un padre y una madre; pero por otro aceptaron que puede haber protección jurídica para las parejas del mismo sexo “en lo que les haga falta”.

“Nos oponemos al matrimonio entre personas del mismo sexo y a la adopción de esas personas, pero no a la protección jurídica de que ellos les haga falta, ya sea por tener una convivencia y tengan derechos sucesorios convenidos por ser socios, entre otras cosas”, afirmó Gallegos también representante de la Iglesia de Cristo de los Santos de los Últimos Días.

Mientras que Julio César Melendez Olguín, superintendente de la Iglesia de Dios en México del Evangelio Completo, comentó que “una cosa es ser tolerantes y otra cosa es darle un título nobiliario o elevar a un nivel del orgullo de la nación la situación de unos pocos como dijo Elelder (Elelder Paul Piper, de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en México) de uno o dos por ciento de los mexicanos a costa del resto”.

Al cuestionarles si contaban con una propuesta jurídica que respalde intereses de las parejas gay, sin considerar el tema del matrimonio, sólo se limitaron a repetir que rechazan la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto.

“Consideramos muy irresponsable y falto de razonamiento la intensión del Presidente de una forma tan unilateral y una falta de respeto a la nación en querer cambiar una estructura histórica fundamental valiosa de la que todos los que estamos aquí hemos recibido beneficios”.

También pidieron que antes de debatir, los diputados incluyan la iniciativa ciudadana en la que se pidió reconocer como única figura de matrimonio la unión entre hombre y mujer.

TE RECOMENDAMOS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo