Republicanos piden a Trump cesar ataques contra juez hispano

Por AP
Estados Unidos: así fue la violenta protesta anti Trump en medio de mitin

Dos influyentes senadores republicanos pidieron a Donald Trump cesar sus ataques contra el juez hispano Gonzalo Curiel, que preside una demanda contra la Universidad Trump, sumándose al amplio rechazo al candidato presidencial del partido.

Un tercer republicano prominente que también respalda a Trump llamó al millonario a comenzar a comportarse como “un potencial líder de los Estados Unidos”.

“Todos le apoyamos ahora”, dijo el líder de la mayoría senatorial republicana Mitch McConnell, que añadió que es hora de unificar el partido, no de “ajustes de cuentas ni resentimientos. Espero que él cambie su dirección”.

Hasta el momento, Trump se ha negado, reiterando en entrevistas televisadas el domingo que la herencia mexicana del juez Gonzalo Curiel significa que éste no puede asegurar un juicio justo contra un millonario que quiere construir un muro fronterizo para impedir el ingreso no autorizado de personas desde México. Curiel nació en Indiana, de padres mexicanos, lo que en opinión del candidato, lo vuelve “alguien que odia a Donald Trump”.

Respecto a ese argumento, McConnell dijo en la NBC: “No podría estar en más desacuerdo”.

“No condono sus comentarios”, añadió el senador republicano Bob Corker, que preside la comisión de Relaciones Exteriores del Senado”, en el programa de la ABC “This Week”.

Newt Gingrich, que en la década de los 90 se convirtió en presidente de la Cámara de Representantes con promesas de abrir más el partido republicano a las minorías, expresó la más severa advertencia.

“Es uno de los peores errores que ha cometido Trump. Pienso que es inexcusable”, dijo Gingrich en “Fox News Sunday.”

Los comentarios solidifican la línea trazada recientemente por los líderes republicanos entre ellos y Trump, con quien han hecho una paz frágil basada en la idea de que cualquiera sería preferible a la candidata demócrata Hillary Clinton.

Llegan además dos días antes de las primarias presidenciales en California, donde residen más hispanos que blancos. Es escenario de la última batalla grande entre Clinton y Bernie Sanders por la nominación demócrata.

CONTENIDO RELACIONADO:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo