FOTOS: Allen Iverson, el chico rebelde de la NBA

Por Sergio Meléndez

Allen Iverson fue el jugador que le devolvió la grandeza a los Sixers de Filadelfia luego de épocas doradas de Julius Erving, Moses Malone, Maurice Cheeks y Charles Barkley.

A pesar de tener un carácter rebelde, su calidad nunca estuvo en duda; hoy en su cumpleaños repasa la trayectoria de este gran jugador:

Allen Iverson nació en Hampton, Virginia el 7 de junio de 1975. Asistió al Instituto Bethel donde comenzó a jugar al futbol americano como quarterback, aunque posteriormente jugó también en otras posiciones como running back, kick returner y defensive back. A la vez, jugaba como base en el equipo de baloncesto. En su temporada junior llevó a ambos equipos a conquistar el campeonato estatal de Virginia.

El 14 de febrero de 1993, fue juzgado por una riña con otros adolescentese y fue condenado a 5 años de prisión. Pasó cuatro meses en una correccional de Newport News, Virginia, antes de que el gobernador de Virginia, Douglas Wilder le concediera el indulto. En 1995, la Corte de Apelación del Estado de Virginia revocó la condena.

Durante su estancia en la correccional, su madre visitó al entrenador del equipo de baloncesto de Georgetown, John Thompson, para pedirle que ayudara a su hijo.

En la primavera de 1994, el entrenador visitó a Iverson en el Instituto Bethel y lo convenció para que aceptara una beca en su universidad, pero le advirtió de que no dudaría en enviarlo de vuelta a casa si le fallaba a él o al estricto código de honor de Georgetown.
 

Con la camiseta de los Hoyas, Iverson ganó el premio al mejor defensor del año en la Big East Conference en dos ocasiones, fue elegido rookie del año de la Conferencia en 1995 e incluido en el mejor quinteto en 1996.

Como freshman (primer año), ganó el Rookie del Año de la Big East tras promediar 20.4 puntos y 4.5 asistencias por encuentro. En su año sophomore (segundo año), fue nombrado integrante del primer equipo del All-America.

Aquel año lideró a los Hoyas en anotación con 25 puntos por partido, en asistencias con 4.7 y en robos de balón con 3.35, además de jugar como titular 66 de los 67 partidos que disputó. Iverson abandonó los Hoyas como el máximo anotador de su historia.

Debido a que la situación de su familia empeoraba, ya que una de sus hermanas cayó enferma y necesitaba cuidados médicos, Iverson tuvo que dar el salto a la NBA.
 

Tras dos temporadas en Georgetown, Iverson fue seleccionado en la primera posición del Draft de la NBA de 1996 por los Sixers. Con su 1.83 de estatura se convirtió en el jugador más bajo de la historia del draft en ser elegido en la primera posición.
 

Pronto se convirtió en uno de los mejores guardias de la liga y ganó el premio a Novato del Año. También formó parte del mejor quinteto de rookies de la temporada. Lideró a los Sixers con 23.5 puntos por partido (sexto en la NBA), 7.5 asistencias (undécimo) y 2.07 robos de balón (séptimo) en 40.1 minutos de juego (octavo), así como a los novatos en dichas categorías estadísticas.
 

En la temporada 1998-99 se produjo una huelga de jugadores en la liga y en enero de 99 Iverson firmó una extensión de contrato por 70.9 millones de dólares por seis temporadas. La temporada regular comenzó en febrero y se redujo a 50 partidos. Los Sixers ganaron 20 partidos y entraron en los playoffs por primera vez desde que Iverson formó parte del equipo. Iverson logró su primer título de máximo anotador de la NBA con 26.8 puntos por encuentro, además de finalizar sexto en el apartado de robos de balón (2.29), y fue incluido en el mejor quinteto de la temporada por primera vez en su carrera.
 

En los playoffs jugó los 10 partidos como titular con un promedio de 44.4 minutos por encuentro a pesar de las numerosas lesiones que padecía. En primera ronda los 76ers se deshicieron de Orlando Magic en cuatro partidos, aunque en la siguiente ronda los veteranos Indiana Pacers les eliminaron por 4-0.
 

Iverson comenzó la temporada 2000-01 llevando a los 76ers a la victoria en los diez primeros partidos. Finalizó con 56 victorias, el mejor balance de la Conferencia Este. Sus promedios ascendieron a 31.1 puntos, con los que ganó su segundo título de máximo anotador, 4.6 asistencias, 3.8 rebotes, 2.5 robos de balón (líder en la NBA) y 42 minutos de juego en los 77 partidos que disputó.
 

En su segunda participación consecutiva en el All-Star Game, Iverson lideró la remontada del Este al Oeste junto con Stephon Marbury, ganando el partido y siendo elegido MVP del partido por primera vez. Al finalizar la temporada regular, fue premiado con el MVP de la Temporada, y se convirtió en el jugador de menor estatura en lograrlo a lo largo de la historia de la liga.
 

En playoffs, los Sixers eliminaron a los Pacers en primera ronda antes de enfrentarse a Toronto Raptors en Semifinales de Conferencia. La serie se fue hasta el séptimo partido, y de no ser por el lanzamiento errado en el último segundo de Vince Carter en ese partido, los 76ers hubieran caído eliminados.
 

En la final de la Conferencia se midieron a Milwaukee Bucks y lograron la victoria también en siete partidos, por lo que llegaron a la final de la NBA por primera vez desde 1983.
 

Su rival fue Los Angeles Lakers, el vigente campeón en ese momento. En el primer partido, Iverson anotó 48 puntos y los 76ers ganaron el encuentro, sin embargo, Shaquille O’Neal y Kobe Bryant lllevaron a los Lakers a la victoria en los cuatro siguientes duelos y se hicieron con el campeonato por segundo año consecutivo.
 

Después de aquella final, los Sixers no volvieron a disputar el anillo de campeón, pese al buen nivel de Iverson. En la temporada 2006-07 ya comenzada, Iverson pidió el traspaso y once días más tarde los Sixers lo enviaron junto con Ivan McFarlin a Denver Nuggets por Andre Miller, Joe Smith y dos primeras rondas del Draft de 2007.
 

Tras su llegada a Denver Nuggets a finales de 2006, el equipo se juntó con los dos máximos anotadores de la liga, ya que en ese momento Carmelo Anthony se mantenía como líder e Iverson aparecía en segundo lugar.
 

Aquella temporada en los Nuggets disputó 50 partidos, 49 de ellos como titular, aportando 24.8 puntos y 7.2 asistencias. Tras finalizar con 45 victorias, los Nuggets accedieron a los playoffs y cayeron eliminados en primera ronda por cuarto año consecutivo, esta vez con San Antonio Spurs de rival y en cinco partidos. El año siguiente fue similar, con los Nuggets fuera de competición a las primeras de cambio y ello con cinco victorias más en temporada regular que el año anterior.
 

El 3 de noviembre de 2008 fue traspasado a los Detroit Pistons a cambio de Chauncey Billups, Antonio McDyess y Cheikh Samb. El cambio supuso también un cambio de dorsal para Allen, pasando de llevar el número 3 (que había mantenido durante sus 12 años en la liga) a llevar el número 1, ya que el 3 lo había lucido a lo largo de la temporada Rodney Stuckey.
 

Este cambio ofrecía en principio, tanto a Allen como a Detroit, muchas más posibilidades de conseguir el anillo. Anotó 24 o más puntos en cuatro de sus cinco primeros partidos con la camiseta de los Pistons, pero una lesión le impidió jugar la mayor parte de la temporada. Cuando el 28 de marzo de 2009 el base de Georgetown regresó a la plantilla lo hizo con el rol de hombre de banca.
 

En los tres partidos posteriores a su lesión, promedió 7.7 puntos, 1.3 rebotes y 2.7 asistencias en 18.7 minutos de juego por encuentro, y fue entonces cuando Joe Dumars, presidente de operaciones de baloncesto de los Pistons, anunció que Iverson dejaba el equipo alegando cuestiones de salud, habiendo llegado a un acuerdo con el propio jugador y el equipo médico. A pesar de ello, los rumores apuntaban a un desplante del jugador por haber perdido su estatus de titular.

El 10 de septiembre de 2009 se anunció su fichaje por una temporada con Memphis Grizzlies. Pero su estadía en los Grizzlies se complicó en parte por una lesión que no le permitió disputar la pretemporada y los primeros partidos de la temporada regular, además de por su disgusto por comenzar los partidos en la banca. Iverson abandonó el equipo el 7 de noviembre por “razones personales”, y 9 días después, la franquicia anunció que su contrato había sido rescindido por “acuerdo mutuo”.
 

El 26 de noviembre de 2009, el jugador anunció su retiro con un frío comunicado publicado en la web de Stephen A. Smith, columnista del Philadelphia Inquirer, pero pocos días después firmó un contrato no garantizado por un año con los Philadelphia 76ers. El manager general del equipo, Ed Stefanski, justificó su fichaje por la lesión de su base titular, Louis Williams, que iba a causar baja al menos 30 partidos. El 7 de diciembre debutó con los 76ers con una derrota ante su ex-equipo, los Denver Nuggets, en la que logró 11 puntos y 6 asistencias.
 

El 22 de febrero de 2010, Iverson dejó los Sixers de manera indefinida, para estar pendiente de los problemas de salud de su hija de 4 años, Messiah. Tras perderse 5 partidos y el All-Star Game de la NBA 2010, Stefanski anunció que Iverson no se reincorporaría al equipo.
 

El 26 de octubre de 2010, el portal Yahoo! Sports anunció que Iverson había firmado un contrato de dos años y cuatro millones de dólares con el Besiktas Cola Turka de la liga turca, lo cual se confirmó en rueda de prensa en la ciudad de Nueva York pocos días después. Debutó con derrota el 16 de noviembre en un partido de la Euroliga ante el KK Hemofarm, anotando 15 puntos en 23 minutos.
 

En enero de 2013, los Texas Legends le hicieron una oferta para que jugara en la NBA D-League, sin embargo Iverson volvió a rechazarla anunciando en Twitter que su deseo es “acabar su legado en la NBA, pero la decisión no depende sólo de él”.
 

Finalmente, el 30 de octubre del 2013, en una rueda de prensa realizada en el Wells Fargo Center de Philadelphia, The Answer decidió poner fin de manera definitiva a su carrera como jugador profesional.
 

Iverson fue parte de la selección de su país que participó en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. La actuación del equipo estadounidense fue una decepción y se tuvieron que conformar con la medalla de bronce. Antes del torneo, fueron muchos los jugadores estrella que se autodescartaron para acudir a la cita olímpica. Gente como Tracy McGrady, Jason Kidd, Mike Bibby, Jermaine O’Neal y Karl Malone alegaron motivos personales para no acudir a la cita.
 

En el año 2000 grabó un álbum de rap llamado 40 Bars. Sin embargo, tras ser criticado por sus polémicas letras, finalmente decidió no sacarlo al mercado. Bajo su alias musical Jewelz, las líricas del disco contenían comentarios despectivos sobre los homosexuales. Debido a las críticas de grupos activistas y del Comisionado de la NBA David Stern, el jugador optó por cambiar las letras, pero de todas formas nunca publicó el álbum.
 

El 1 de marzo del 2014, en una emotiva ceremonia, los Philadelphia Sixers le rindieron un homenaje a Iverson al retirar su número 3 en el Wells Fargo Center.
 

Iverson ingresó al Salón de la Fama de la NBA en 2016.

TAMBIÉN PUEDES

El comentarista de ESPN que llegaría al banquillo del Atlas

Henry Martin sería el tercer refuerzo de Chivas

Torrado anuncia su salida del Cruz Azul

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo