#Confidencial: echan la bolita del 3de3 a la SCJN

El discurso adoptado es que esta ley deja un amplio margen para que la ciudadanía proponga los formatos de las versiones públicas

Por #CONFIDENCIAL

Nos dicen que la estrategia del PRI y Verde es “echarle la bolita” a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y que sean los ministros quienes decidan el grado de publicidad que deben tener las declaraciones patrimonial, de intereses y fiscal que propone la “achicada” #Ley3de3. En ese sentido, el discurso adoptado es que esta ley deja un amplio margen para que la ciudadanía proponga los formatos de las versiones públicas, pero en los  hechos, aunque los personajes de corte ciudadano lo decidan irían contra la ley, entonces los priístas quieren que todo vaya a litigio constitucional y con eso se gane mucho tiempo.
 
El priísta Emilio Gamboa contra el panista Ricardo Anaya. Así se interpretó el diferendo suscitado en el Senado luego que el PRI y PRD madrugaron a los panistas en la aprobación en comisiones del mando mixto policial. Pero entre pasillos, la lectura de los priístas es que lo que pasó en el Senado es una muestra de poder del PRI y del gobierno federal a una actitud triunfalista del PAN por los recientes resultados electorales. Los mismos senadores del PRI reconocen que tienen mucho rencor político y que no renunciarán a su mayoría mientras la tengan, de aquí al 2018.
 
El próximo 17 de junio y en una ceremonia que se antoja para los interesados en la jurisprudencia como “majestuosa”, el Presidente Enrique Peña Nieto despedirá el último minuto del plazo constitucional para la implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal. Se espera todo un discurso de parte del poder judicial en dos vías, una, en agradecimiento Ejecutivo Federal porque acompañó la implementación del Código Nacional de Procedimientos Penales, lo que prácticamente significó la mitad de la chamba tras la reforma judicial de 2008; y la segunda en tono crítico a los estados de la república que siguen anteponiendo asuntos presupuestales a la urgencia y  obligación legal de instaurar un nuevo sistema de justicia.
 
Fácilmente podría calificarse de indefendibles los dichos de Jaime Rodríguez El Bronco, gobernador de Nuevo León sobre que “a las niñas gordas nadie las quiere”. Primero se interpretó como que hablaba realmente de la obesidad infantil, en tiempos en los que en todo el mundo se combate el bullying, pero después “aclaró” que se refería a las menores de edad embarazadas a quienes al crecerles la panza ya nadie las quiere. Los conceptos de El Bronco son accidentados y desafortunados, pero sus tropiezos son magnificados por los medios de comunicación que le dedican muchos minutos en radio y televisión a criticarlo y denostarlo, y muchas líneas en los medios impresos y digitales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo