Operación mixta evitaría saturación de MB Reforma, afirman

En esta avenida se implementará la Línea 7 y tendrá unidades de doble piso, lo cual podría provocar que ante el crecimiento de edificios, las unidades se saturen

Por Israel Zamarrón

Para evitar una posible saturación de la futura Línea 7 del Metrobús que correrá por Paseo de la Reforma, podrían emplearse unidades de alta capacidad de 11 metros de longitud y no sólo los buses de doble piso al estilo Londres, consideró el director de Sistemas Integrados de Transporte del Centro de Transporte Sustentable Embarq.

En entrevista señaló que “con operación mixta (de unidades) se garantiza que haya un funcionamiento complementario de estos dos tipos de tecnologías que eviten la congestión”; de esta manera los autobuses de 11 metros de largo podrían usarse en los horarios pico y los de doble piso en momentos con menor demanda de usuarios.

El 8 de marzo pasado Publimetro publicó que de acuerdo con Roberto Remes, quien en ese entonces todavía no era el coordinador de la Autoridad del Espacio Público del Gobierno de la Ciudad, la Línea 7 de Reforoma sufrirá sobresaturación como ocurrió en la Línea 1 de Insurgentes, ya que ambas avenidas son generadoras de empleo al tener edificios de oficinas y atractoras de viajes al tener sitios turísticos, de recreación y hoteles.

TE RECOMENDAMOS

Prevén más saturación vial de Reforma por nuevas oficinas

Prevén saturación de Metrobús en Reforma; plantean desahogar con Metro

La consultora de movilidad de la agrupación Greenpeace, Areli Carreón, consideró que cuando se instala “un sistema de calidad de transporte, se genera mayor demanda” de usuarios, por lo que se prevé que la demanda crezca para este corredor de Metrobús.

“La preocupación sin duda (es que) va a tender a saturarse (…) Ningún dato me dice que no se va a saturar. Sí se va a saturar, le ponga articulados o le ponga doble piso, sí se va a saturar”, dijo Remes el pasado 8 de marzo.

Datos del Metrobús indican que la Línea 7 atenderá a 100 mil usuarios por día a través de 90 unidades de doble piso al estilo Londres, que sustituirán a 179 autobuses convencionales; sin embargo, la demanda de transporte en Reforma podría crecer a los 140 mil pasajeros por día.

En esta avenida se construyen edificios de oficinas -alberga a tres de las torres más altas del país- y hoteles, que se sumarán a los ya existentes, además de que conecta al norte con el centro de la capital y es la entrada directa al Bosque de Chapultepec, que recibe 15 millones de visitantes al año.

En un informe de 2014 de la consultora inmobiliaria internacional CBRE se ubica al corredor de Reforma como el principal concentrador de construcción de oficinas, con el 24.8% del total de la Ciudad de México. Los otros dos son Polanco, con 21.9%, e Insurgentes Sur, con el 19.9%.

El director para América Latina del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés), Bernardo Baranda, la construcción de más edificios sobre Reforma implica la instalación de más cajones de estacionamiento y por lo tanto más vehículos circulando por esa avenida, lo cual podría resultar un una saturación vial de esta ruta que atraviesa el centro de la Ciudad.

En conjunto con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) adelantó que en los próximos tres años se espera la construcción de 1.2 millones de metros cuadrados de oficinas en Reforma e Insurgentes, lo que implicará 40 mil cajones de estacionamientos más y por consecuencia 80 mil viajes en automóvil al día a estas zonas generadoras de empleo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo