¿Hay un híbrido o eléctrico en su futuro? Le digo el porqué sí

Por MEMO LIRA

Hace un par de semanas pase mis primeros siete días manejando y, diría, cargando y descargando, las pilas de un vehículo 100% eléctrico.

No tuve problema alguno, no tuve sino que planificar un poco mis días para cargarlo adecuadamente, pero fue tan fácil que nunca estuvo por debajo de la mitad de la carga.

Un sueño, pero es realidad. Mis primeros kilómetros movido por motores eléctricos en un auto como lo conocemos hoy en día, con aire acondicionado, vidrios eléctricos, puerto USB para cargar mi celular y todas las comodidades habituales hacían de mis días en la nueva Ciudad de México, mis primero 400 kilómetros sin emisiones contaminantes. 

Hace más de 18 años tuve el primer auto eléctrico a prueba en el país el EV1 de GM; cómo habremos evolucionado que en esa ocasión el auto me daba 150 kilómetros de rango, pero según lo usaba los kilómetros bajaban con singular alegría, y si aceleraba más, debía cargarlo en mi casa desconociendo cuánto es que costaba conectarlo y con extensiones caseras.

Pero no fue un auto que podía usar normalmente, lo manejaba para sentirlo estrecho, con poca comodidad, pero sí el gadget de ese año. Hoy hemos logrado baterías de llenado rápido, que nos dan rangos adecuados para trayectos citadinos de no más de 120 kilómetros de distancia, cargadores en múltiples puntos seguros en la ciudad y opciones en varias marcas.  Una realidad que BMW y Nissan tienen claro en el país. Tesla por su precio y masa crítica de vehículos, distribuidoras y filosofía de negocios tardará aún en verse por las calles.

Un paso anterior son los híbridos que cuentan con el beneficio de poder circular diario. Me tocó conocer a principios de la década la llegada de Prius, un auto que por su diseño causaba polarización de opiniones. Hoy, en su siguiente generación, es “generador” pero de listas de espera y su diseño no ha sido especialmente modificado a la estética, sino a la función siguiendo en la polarización de opiniones, y con él en el firmamento vemos muchos más híbridos por llegar – ya estamos listos para probar el Prius Prime, híbrido pero que se conecta a la corriente para llenar sus baterías de mucho más largo rango que el normal  –y seguramente con precios mucho más accesibles–.

Hace unos días pude platicar con Radek Jelinek, presidente de Mercedes-Benz México quien introducirá seguramente por lo menos un vehículo híbrido antes de que acabe el año y no será el único, espere 2017 y la oferta se multiplicará en la estrella. En BMW, que ya inició la era eléctrica, el serie 3 inicia con versiones híbridas y poco a poco veremos más de estos autos, aunque estas dos marcas aún por arriba en precio por las opciones híbridas, la demanda ha existido.

Si nos vamos al grupo VW, seguramente ya están planteando la llegada de más autos híbridos que los Porsche, Audi ha tardado en las opciones pero las tiene, en 2017 seguro da alguna sorpresa, en VW Iñaki Nieto, el presidente de la marca, estudia opciones eléctricas con el e-Golf y el UP, seguro nos dejará saber en breve su decisión.

Los que ahora sí van con todo son los amigos de KIA, de quienes les hablaba la semana pasada, era su primer aniversario y pensábamos que presentarían un vehículo el jueves pasado y resultó que no sólo festejaron ese 3.0% de mercado en 12 meses de operación, sino hablaron fuerte de híbridos con el Niro, una camioneta que nace híbrida y que llega al país antes de diciembre, la versión híbrida del Optima. No se nos olvide que también tienen versiones 100% eléctricas como la del Soul, ya es una realidad en el país estos híbridos y su marca hermana coreana ya está pensando en un híbrido también.

Así que la era eléctrica e híbrida  ya llegó al país. La oferta se multiplica, los precios empiezan a ser más congruentes con las versiones a gasolina de ejemplares similares y, seguramente, en su futuro hay uno en su canasta de decisión de compra. Piense que cada día hay más opciones. Qué me dice del gran Fusion híbrido, el MKZ de Lincoln, los nuevos Volvo XC90 y S90, el de rango extendido Volt de GM, hay un Malibu que seguro están estudiando y así, las marcas ante la necesidad de circular todos los días, la limpieza y la proliferación en muchos mercados del mundo de estas versiones cada día fabrican más y crean mejores tecnologías. 

Así que poco faltará y yo creo que habrá muchos que vivamos los próximos 15 años para ver autos que por inducción se carguen en su garaje en la noche y los use de día… mientras tanto ¿Que híbrido le gusta más?

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo