Los maestros y la educación en (algunas) cifras bite

Por VICENTE AMADOR

En México, los maestros y la educación continuamente son noticia: por terribles notas como la reciente batalla de Nochixtlán —hecho doloroso—, los bloqueos en Oaxaca, las marchas, la reforma educativa, las condiciones lastimosas en las que en algunos lugares se imparte o no llega la instrucción pública.

Por supuesto, también hay notas positivas. Seguramente, muchas anécdotas alegres recordaremos de las charlas en los hogares, especialmente en torno a la comida, cuando los hijos hablan de las peripecias de la vida escolar.

Siendo un tema recurrente e importante, conozcamos algunos datos estadísticos sobre el perfil de los maestros en México. Después, incluyo los principales resultados del Índice de Cumplimiento de la Responsabilidad Educativa Estatal 2016 (ICREE), un muy interesante análisis sobre la educación en nuestro país, recién presentado por la organización Mexicanos Primero.

Al concluir el 2014 había en el país casi un millón 600 mil ocupados como docentes. De cada 100 de estos ocupados, 62 son mujeres y 38 son hombres. Las personas dedicadas a esta actividad tienen en promedio 40 años de edad. Su escolaridad promedio es de 16 años, que equivale a tener el nivel de licenciatura.

Poco más del 80% de los docentes del país se desempeña en instituciones públicas. Trabajan en promedio casi 31 horas a la semana y tienen un ingreso promedio de poco más de 72 pesos por hora trabajada. Dos últimos datos: de cada 100 docentes, 7 hablan alguna lengua indígena y 88 cuentan con la prestación de servicio médico.

El ICREE es un análisis, por cada uno de los estados de la República mexicana, que identifica y compara factores cruciales para el cumplimiento de la responsabilidad educativa. Además, los presenta de una forma clara y sencilla.

En su ranking nacional, ninguna entidad federativa de nuestro país, ningún estado alcanzó una calificación entre el 8 y el 10, de tal manera que ninguno pudo ser calificado como que “va por buen camino”. Casi la mitad del país se situó con resultados “no óptimos” (6 – 7.9). Entre ellos, los mejores lugares los tiene Aguascalientes, Zacatecas y Colima. El resto de los estados, en total 17, tienen “fallas graves” (0 – 5.9).

El ICREE 2016 también incluye un ranking por componentes, entre los que se encuentran el “aprendizaje”, “personas”, “relaciones y procesos”, “permanencia”, “condiciones materiales” y “sistemas de apoyo”. El espacio no me permite más que invitarlo a revisar este interesante instrumento que, al nutrirse con datos sólidos, bien fundamentados, permiten conducir la educación no con ocurrencias, sino con evidencias. Al mismo tiempo, facilita a los ciudadanos contar con elementos para demandar un servicio educativo de mayor calidad, pero también para sumarse en este central proyecto nacional.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo