General usa recursos de Escobedo para su empresa

El secretario de Seguridad Pública y Vialidad, Hermelindo Lara Cruz, usa recursos de la corporación para su compañía de seguridad privada

Por Víctor Badillo

Desvío en Escobedo

Raúl llegó de su natal Veracruz a Monterrey; sabía que en esta parte de México el salario para los policías era bueno o, al menos, mejor que el de su tierra.

Tocó puertas en Apodaca y después en la Fuerza Civil. En ambos, su altura fue el impedimento.

“Me pedían 1.70 metros de estatura como mínimo y yo no los cumplía. Dos amigos con los que viajé a Monterrey fueron aceptados, uno en Fuerza Civil y el otro en la policía de Monterrey. Ellos me aconsejaron tocar la puerta en la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad de Escobedo y ahí me aceptaron… pero renuncié, cuando me mandaron de guardia privado como velador de una fábrica”.

La historia de Raúl no es la única en la policía escobedense. Muchos elementos de esa corporación cumplen una función similar, pues el jefe, además de ser el secretario de Seguridad Pública, es el propietario de una agencia de seguridad privada que lleva por nombre Fuerza Verde Servicios de Seguridad Privada S.A. de C.V, según el Registro de la Propiedad y del Comercio del Estado de Nuevo León.

El general en retiro, Hermelindo Lara Cruz y su esposa María del Carmen Salazar González, establecieron en 2006 la sociedad mercantil, la cual quedó registrada en el libro notarial 98 bajo la escritura pública 14721, la cual fue firmada el día 1 de septiembre de 2006.

El 3 de noviembre de 2011, Hermelindo Lara Cruz fue presentado como el nuevo secretario de la Policía de Escobedo y, desde ese día permanece en el cargo, volviéndose el jefe policial con más antigüedad en su cargo en esta parte de México.

De 2011 a la fecha, Fuerza Verde logró cobrar relevancia, pues comenzó a reclutar guardias extras para solventar una extraña bonanza, comentaron algunos policías entrevistados que prefieren mantener su anonimato por temor a represalias.

“De repente nos comenzó a pedir amigos, vecinos o familiares que quisieran trabajar de guardias en su agencia de seguridad”, cuenta uno de los uniformados. “Yo en una ocasión le dije que si podría ganar un peso extra, le cubría algún punto y aceptó, pero no hubo extra alguno. El día que fui a cubrir de guardia a una tienda de conveniencia, no me puso falta en mi nómina, pero sólo recibí mi sueldo como policía de Escobedo”, comentó el agente municipal.

“Desde hace dos años de plano se descaró, antes era discreto en la forma de actuar con su empresa, pero ahora ya no le importa y aquí cita a sus guardias para arreglar pagos, nóminas y hasta puntos fijos a donde los envía”, reveló uno de los uniformados de la guardia.

Fotografías en poder de Publimetro confirman la versión de los uniformados. En la publicidad que lanzó la empresa Fuerza Verde en Internet , se aprecia al personal policial de Escobedo vistiendo el uniforme de la corporación privada.

Los policías que aparecen en las gráficas fueron identificados como activos y responden a los nombres de Édgar Hernández, Santos Raúl, Fernando de La Cruz, Apolinar Reyes, Nadia Estela Novoa y el policía 1ero Ángel Velasco.

“El General hizo de la Secretaría su empresa. En ocasiones ya no sabemos si quejarnos más arriba o no, pues lo que hace es de todos conocido”, explicó uno de los pocos oficiales de tránsito que aceptó hablar con Publimetro.

“En la parte trasera del C4 hay una tienda, nosotros le llamamos casino, esa tienda es del General, todo lo que se vende ahí es para los bolsillos del jefe”, reveló el agente de tránsito entrevistado.

“Desde hace dos años, no se nos entregan uniformes, recién le entregaron a los policías del grupo de reacción, pero porque vino la alcaldesa, a nosotros no”, señala Héctor, un policía que no teme hablar frente al periodista.

“Resulta que todos los uniformes están aquí en el casino y en lugar de entregarlos gratis, el General los vende en su tienda. Creemos que ya se extralimitó”.

Información obtenida del interior de la administración municipal, revela que la tienda que opera en la parte trasera del C4 no forma parte de la Secretaría y su operación fue concesionada a un particular, el cual, hasta el momento se desconoce su identidad.

Mientras se realizaba este trabajo de investigación dentro del C4 de Escobedo, ingresó al taller mecánico de la Secretaría de Seguridad Pública una patrulla de modelo reciente de la agencia de seguridad Fuerza Verde, y personal de la propia Secretaría se preparó para realizarle un cambio de balatas.

La renuncia de Raúl, el ciudadano de Veracruz con el que inicia esta historia, pudiera ser insignificante para la hoy presidenta municipal de esta entidad, Clara Luz Flores, pero entre sus excompañeros sí prendió la alerta, pues aseguran que se cometen abusos contra los cadetes y algunos policías rasos, y esta situación merece ser atendida de manera urgente.

Raúl partió de regreso a su tierra natal, no encontró el camino para servir como policía en Nuevo León y dice que tramitará su ingreso a las Fuerzas Armadas de México y espera tener mejores oportunidades en un futuro.
Escobedo es una entidad con poco más de 600 uniformados y que, en las últimas fechas, presenta un número importante de deserciones y renuncias voluntarias.

Los militares que llegaron a esta corporación en 2009 y 2010 han causado baja y sólo queda un pequeño grupo de efectivos que pertenecen al grupo de reacción.

Durante la investigación, los uniformados se reconocieron entre sí como miembros activos, aunque por su propia seguridad, en el portal de transparencia la nómina policial permanece oculta.

Loading...
Revisa el siguiente artículo