Guía para grabar abusos policiales en México

Vice comparte algunos consejos para lograr un video sin ponerte en riesgo

Por VICE

Las historias de corrupción y abuso policial abundan en México. Basta con abrir el periódico, Twitter o Youtube para encontrar una lista de testimonios y videos sobre oficiales de la ley aprovechándose de ciudadanos.

En México, una de las instituciones en la que menos confían los ciudadanos es la Policía, que de acuerdo con una encuesta realizada en 2015, se encuentra sólo por encima de los partidos políticos y los diputados. Por esto, y porque en nuestro país es común haber vivido —o conocer a alguien que haya sufrido— abuso por parte de la policía, es que cada vez más ciudadanos deciden grabar cuando interactúan con un representante de la ley.

Ahora, si los policías están por cometer algún acto indebido o lo están cometiendo —como aceptar una mordida, amenazar a alguien o hacer detenciones arbitrarias— es muy probable que no quieran ser filmados, por lo que recurrirán a la intimidación, a la violencia, e incluso a detenciones sin fundamento, contra aquél que intente grabarlos. Por esto, en lugar de evitarlo, es que se vuelve necesario documentar estos abusos.

No es delito

Lo primero que hay que saber es que grabar a los policías en la calle no es un delito; no importa qué tan locos se pongan. En México, los artículos 6 y 7 de la Constitución se encargan de proteger el derecho a la libre expresión.

“Toda persona tiene derecho al libre acceso a información plural y oportuna, así como a buscar, recibir y difundir información e ideas de toda índole por cualquier medio de expresión”, dice el artículo sexto.

El que se trate de un funcionario público, que está desempeñando sus funciones, en la vía pública, hace una especie de combo que protege de manera especial el ejercicio —no sólo de los periodistas— sino de cualquier ciudadano que quiera llevar a cabo su derecho a la libre expresión.

“Además de ser legal, es una necesidad”, me dijo Carlos Brito, director de incidencia de la Red en defensa de los derechos digitales. “Es necesario grabar a los funcionarios públicos, sobre todo cuando están ejerciendo funciones de seguridad en la calle, el más público de los contextos”.


Al momento de grabar

Aunque es imposible saber cuándo te vas a encontrar con un acto policial que necesita ser registrado —con excepción de las manifestaciones y los enfrentamientos violentos— hay ciertas medidas que te pueden preparar para que al momento de grabar lo hagas de la manera más segura posible.

Primero, es necesario revisar que tengas batería en el celular, además de contar con una red de seguridad, que haya gente que sepa dónde estás en cada momento y cuáles son tus objetivos. Estar en comunicación constante con una persona que no esté contigo evitará que te encuentres solo y sin forma de comunicarte con alguien que pueda ayudarte en caso de una detención.

Si los policías te ven grabando mientras cometen un acto ilegal, lo más seguro es que intenten evitar que se difunda esa información. Por esto, es recomendable resguardar todo el material fotográfico o de video lo antes posible, para lo que puedes usar las redes sociales, o los servicios de streaming de Periscope o Facebook.

“Lo que hacen los policías, para que no se genere tanto revuelo, es que dejan ir a la persona que está grabando pero le quitan el celular o lo hacen borrar lo que grabaron”, me dice Leopoldo Maldonado, oficial del Programa de Protección y Defensa de Artículo 19. “Hay que intentar mandarlo inmediatamente a alguien o ponerlo en redes sociales para que esa información no se pierda”.

Es importante resguardar el material inmediatamente, ya que —en caso de mostrar irregularidades por parte de la policía— además de servir como material de interés público para denunciar los abusos de autoridad, también puede servir como una prueba si se inicia algún proceso administrativo o penal.

Qué hacer en caso de ser detenido

Aunque no existe ningún fundamento legal para detener a una persona por grabar a los policías en la calle, son comunes las historias de personas llevadas ante un juez con el pretexto de obstruir la justicia o cometer ultraje. Sin embargo, estos no son más que argumentos que de manera sistemática han utilizado las autoridades para generar opacidad en sus funciones.

Lo más recomendable en caso de ser detenido es no oponer resistencia, sino simplemente decir que es tu derecho grabar porque están en el ejercicio de su función pública, lo que lo hace de interés público. Oponer resistencia en estos casos podría resultar contraproducente, me explicó Maldonado, ya que se podrían generar daños físicos, o incluso imputar alguna otra conducta.

“Cuando detienen a alguien de esta manera y lo llevan al juez, éste determina que la detención no está fundada”, me explica Carlos Brito. “Pero se queda el efecto, que es darle un susto a la persona con la idea de desincentivar ese derecho a la libre expresión”.

Por eso, en caso de ser detenido, es importante que algún familiar o conocido sepa dónde estás, a dónde te van a llevar, y la condición en la que te encuentras.

LEE LA NOTA COMPLETA EN VICE 

TE RECOMENDAMOS

18 años, edad mínima para casarse en la CDMX

LO MÁS VISTO EN VIDEO

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo