Mexicana relata crisis en Munich tras tiroteo

La joven de 32 años, originaria de la Ciudad de México, dijo que se encuentra asustada y preocupada por la situación que está viviendo

Por Marisol Orta

Pamela Frendes Guzmán, mexicana de 32 años que desde hace siete vive en Munich, describió este viernes la crisis que se vivió en la ciudad alemana tras el tiroteo que dejó al menos seis personas muertas.

“La gente está asustada y muchos muy enojados. Algunos culpan a inmigrantes y otros a Ángela Merkel (canciller). Mi esposo y yo estamos preocupados por nuestros amigos y la situación que estamos viviendo porque no me gustaría vivir con miedo”, aseguró Pamela, quien se desempeña como profesora de kinder en Munich. 

La joven afirmó que durante el tiroteo se encontraba comiendo con su esposo cerca del centro comercial Olympia-Einkaufszentrum, donde ocurrieron los hechos, sin embargo, se trasladó pronto a su hogar tras escuchar las sirenas de policía, ambulancias y bomberos. 

“Nos preocupamos y decidimos ir a casa y desde nuestra ventana vimos a un helicóptero merodear la zona”, dijo.

Comentó que estos sucesos la conmueven mucho pues su trabajo se encuentra cerca del área donde ocurrió la balacera. “Me afecta mucho pues mi trabajo está cerca al área de Moosach y seguido voy a ese centro comercial a comer o de compras”. 

Frendes Guzmán lamentó que la seguridad de Munich se viera vulnerada, pues hasta estos hechos recientes, la calidad de vida era muy alta. “ Yo podía caminar tranquilamente por la calle, el Metro o el bus y no quiero que eso cambie”.  

“Soy tan feliz de no vivir con miedo que no quiero que eso cambie; sin embargo comenzaré a ser más precavida. Aquí la seguridad era muy buena. Alguna vez perdí un celular y ese mismo día un policía lo trajo a mi casa. En otra ocasión perdí mi bolsa con mi computadora, celular y cartera y la chica que lo encontró la llevó a la policía. En fin, lo peor que podía pasar es que alguien robara una bicicleta”, dijo.

La originaria de la Ciudad de México confirmó que hasta el momento los medios de transporte se encuentras cerrados y que la policía les recomendó no salir de sus casas. 

– “Nunca he vivido un ataque de racismo”

Pamela también recalcó que durante el tiempo que lleva radicando en Munich jamás había sufrido un ataque similar al de este viernes y, en general, tampoco visto un acto de racismo contra mínorías. 

“A mí la verdad nunca me ha tocado. En realidad, los alemanes son gente muy tolerante a otras culturas, pero son intolerantes a la mala educación, a las personas que no respetan su cultura, que no se adaptan y no siguen sus leyes y normas”. 

Sobre la ley migratoria, consideró que ” debió pensarse más. Estoy a favor de ayudar a cualquier persona sin importar su raza o religión. Sin embargo, creo que aceptar a 5 millones de personas sin estudiar bien su pasado e intenciones al venir a este país, puede ser peligroso. Muchos alemanes están en contra, muchos a favor”, finalizó. 

También puedes ver: 

Policía alemana confirma cinco personas muertas tras tiroteo

Número de emergencias 911 funcionará al 100% hasta 2017

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo