Astrid Silva, mexicana se va contra Trump en Convención Demócrata

"Cuando Donald Trump habla de deportar a 11 millones de personas, se refiere a destrozar familias", clamó la influyente Dreamer

Por EFE

La mexicana Astrid Silva, que llegó a Estados Unidos en una balsa de neumáticos, cargó hoy contra los planes de deportación del candidato presidencial republicano, Donald Trump, y pidió el voto para Hillary Clinton, que será designada oficialmente como candidata en la Convención Demócrata.

“Cuando Donald Trump habla de deportar a 11 millones de personas, se refiere a destrozar familias”, clamó hoy Silva, una influyente “dreamer” (soñadora) del estado de Nevada que llegó a EEUU con su madre cuando solo tenía cuatro años y cruzando el Río Bravo agarrada a un muñeco y con su vestido de volantes.

Frente a los planes de Trump, “Hillary Clinton entiende que no somos así como país”, señaló Silva.

“Crecí como una niña común y corriente. Mi padre trabajaba como jardinero mientras mi madre se quedaba en la casa con nosotros. Pero mientras mis amigas hacían cosas comunes y corrientes, yo no podía porque mis padres temían que alguien descubriera que era indocumentada”, contó Silva ante los miles de asistentes.

“Mi familia creía de manera tan profunda en la promesa de este país que lo arriesgamos todo por el sueño americano. Conozco de primera mano lo que conlleva graduarse de la universidad, especialmente como estudiante indocumentada. Tras un trayecto de 10 años, finalmente logré graduarme”, añadió la mexicana.

La joven, de 28 años y nacida en Durango, México, alcanzó gran popularidad después de que el 20 de noviembre de 2014 el presidente, Barack Obama, la mencionara en un discurso destinado a proclamar unas medidas que nunca llegaron a entrar en vigor y destinadas a frenar la deportación de casi cinco millones de personas.

En su discurso, Silva hizo una mención especial para el senador por Nevada y líder de la minoría demócrata en el Senado, Harry Reid, que ha trabajado con ella y al que llama “abuelito”.

Frente a la plana mayor de los demócratas, también intervino hoy Karla Ortiz, una niña de 11 años que Clinton conoció en Las Vegas y que hoy conmovió a los demócratas con su mensaje de cambio y esperanza.

“Valiente. Así me llamó Hillary Clinton cuando le dije que estaba preocupada de que mis padres fuesen deportados. Desde que era pequeña, veía que mis padres siempre lloraban sin que yo entendiera por qué”, contó la pequeña sobre el podio, donde fue recibida por los aplausos del público.

“Soy Americana. Nací en Las Vegas. Mis padres vinieron a este país buscando una mejor vida, buscando el sueño americano”, contó.

En este sentido, la pequeña reconoció que muchos días tiene “miedo” y teme que sus padres sean deportados, dejándola a ella sola en un hogar “vacío”.

“Tengo esperanza. Hillary Clinton me dijo que haría todo lo que pueda para ayudarnos. Me dijo que yo ya no tenía que preocuparme, porque de eso se encargará ella. Ella quiere que yo tenga las preocupaciones de una niña de once años, no el peso del mundo entero en mis hombros”, subrayó la pequeña, recibida por una gran ovación.

Junto a su hija, se posicionó su madre, Francisca Ortiz, que escuchó visiblemente emocionada a su pequeña y pidió, en español, que el sistema migratorio mejore para que “todas las familias puedan estar juntas”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo