¿Conducir conectados?

Por MEMO LIRA

En los próximos cinco años la manera como interactuamos con los autos, y los autos con la infraestructura de comunicación celular, satelital e infraestructura pública cambiarán radicalmente.  Tanto que las preguntas que usted usa para comprar un auto como la potencia, las versiones o los equipamientos, serán cada día menos relevantes y para hacer una buena decisión de compra habrá que hacer preguntas como la generación del software de infoentretenimiento o cada cuánto lo actualizará, qué tan rápido es el servicio de datos si usa su auto como

HotSpot, qué teléfonos no son compatibles con la pantalla del auto o el cargador inalámbrico y qué aplicaciones tendrá que bajar para interactuar plenamente con el auto y aprovechar todo el potencial.  Es decir, al igual que el teléfono es una extensión de su día a día, el auto responderá de igual manera cuando vaya dentro de él.

La conectividad parecería ser sólo responsabilidad de los fabricantes de autos, pero en realidad son una gran variedad de factores que intervienen para poder hacerla realidad y entonces soñar con lo que puede hacer por su seguridad, comodidad en su trayecto y, déjeme agregarle, productividad en su trabajo o ventaja en sus vacaciones. Por ejemplo, ¿sabe usted que los teléfonos de la manzanita mordida no tienen por sí solos la capacidad de otros para cargarse inalámbricamente en los cargadores que ya traen varios de los autos que hay en el mercado? Y así como esto, muchas cosas son necesarias para que usted viva esta nueva era.

Recientemente visitamos OnStar en Detroit, un servicio que nació justo cuando Microsoft y Apple estaban desarrollando sus primeros éxitos, en esa misma escala ha evolucionado siendo una interacción con la armadora y sus clientes, con el proveedor del servicio y otros miles de servicios como hoteles, restaurantes, etcétera.  Una de las condiciones es la calidad de la infraestructura de la comunicación celular, por ello sólo se ofrece hoy en Canadá, Estados Unidos, China y México.

Onstar debe tener una de las bases de datos de más historia, actualizada y grandes que existen en este mundo automotriz. Ha inventado en 20 años más que un servicio, genera un valor que solo GM puede dar y un tanque de pensamiento de donde saldrán las siguientes ideas de interacción entre conductores y pasajeros, desde cómo ver, Netflix de manera segura, como cambiar para siempre los tableros de los autos, hasta cuestiones de conducción autónoma… Sí, sí nos tocará vivirlo en los próximos 10 años, y la necesidad de estar conectados no se acabará cuando usted tome el volante, por el contrario, la seguridad esta siendo tema prioritario.

OnStar con un botón, atiende a 51 mil clientes en México, pero espere a septiembre y seguramente estaremos descubriendo todos los nuevos productos y servicios que General Motors delinea hoy hacia los próximos 5 años de la empresa.

Por favor, pregunte y pruebe las nuevas tecnologías antes de comprarlas dentro de un auto, pues le puedo asegurar tendrán su costo y utilidad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo