Lincoln… la nueva era

Por MEMO LIRA

Ellos le llaman el “siguiente nivel”, pero esta semana más que nunca comprendí cómo es que realmente están llamando a su consumidor habitual, a consumidores nuevos de esos segmentos y a consumidores totalmente nuevos de segmentos que hace 5 años no imaginábamos en Lincoln.

El auto que ve en portada es fruto de mucho estudio, de elevar la exigencia en diseño, ingeniería, tecnología de infoentrentenimiento y no sólo de entregar otro auto sedán de lujo. Si bien no se han salido de su nicho de mercado de sedanes elegantes, ahora la porción tecnológica, de cuestiones sport y de diseño nos marcan la nueva era, el cliente habitual encontrará miles de razones por qué cambiar por uno nuevo, y más si tiene el de la generación pasada. El cliente nuevo de sedanes de lujo, encontrará espacio, confort, buen manejo y eficiencia, así como todo lo que siempre había deseado pero con una imagen mucho más sofisticada: vea el techo panorámico y comprenderá lo que le digo, o viva la experiencia de los sistemas de seguridad y advertencia, ni qué decir del masaje en piernas y espalda o el gran sonido Revel. Así consiguen a clientes que se estaban volteando a ver a marcas de alta tecnología pero sin el espacio, confort y lujo de este auto, marcas del viejo continente que no necesariamente llenan las expectativas de quien además quiere todo y una marca donde el inicio no sea muy abajo y la concesionaria esté llena en su área de servicio.

Fernando Ávila, director de Lincoln en México, lo tiene claro y el contacto con el cliente debe ser preferencial y una experiencia distinta, sus distribuidores deben estar a la altura y el que lo compra ahora va a una distribuidora que es capaz de brindarle precisamente esto. Veremos que cada fórmula es ganadora, pero le aseguro que nunca había visto a una Lincoln como ahora, menos manejando un producto como el que ve en portada.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo