Un millón de mexicanos, víctima de 7 tipos de extorsión telefónica

Por La Silla Rota

var VideoTV=”b4v3ll9tmf/country/”+nombre_pais(return_pais())+”/section/noticias/device/Desktop/type/embed/autostart/true/volume/0″;

En México hay siete formas de delitos que se cometen vía telefónica y al año casi un millón de personas caen en estas trampas, es decir, entregan lo que les piden los extorsionadores.

Son siete estilos de delinquir donde los mensajes de texto o las grabaciones son la constante y lejos de acabar con estos delitos, la tecnología permite que los delincuentes evolucionen con novedosas prácticas.

Las siete formas identificadas, son: La grabación. En esta práctica, los delincuentes llaman y dejan correr sonidos de niños que piden auxilio, causando pánico en las personas que responden el celular.

En este caso es común que la persona que reciba la llamada, al quedar en estado de shock, cree que efectivamente fue secuestrado un familiar y accede a las peticiones de sus extorsionadores.

La segunda forma de delinquir es conocida como “boletazo” y en este caso el extorsionador convence a sus víctimas de haber ganado cierta cantidad de dinero, para la cual tiene que comprar tarjetas telefónicas y depositarla en un número específico.

Es en este caso, la práctica común es que estas llamadas son realizadas desde algún centro penitenciario del país y los internos, al azar o consiguiendo los números telefónicos de conocidos o visitantes, extorsionan vía telefónica.   

El familiar de Estados Unidos

La familia que viene de Estado Unidos y que aparentemente fueron detenidos en la frontera por policías mexicanos es la tercera forma de delinquir vía telefónica. Aquí, el extorsionador se hace pasar por un familiar que tiene años de no venir a México y por consiguiente no ha visto al supuesto familiar que llaman por teléfono.

En esta modalidad, el delincuente se hace pasar por el familiar que viene del vecino país de norte, a quien pide encarecidamente que le depositen dinero para seguir con el viaje, con el compromiso de reembolsar el dinero “prestado”.

La cuarta forma de extorsión vía telefónica es el que se presenta como un supuesto “Zeta”, es decir, integrante de este sanguinario grupo delictivo que opera en varios estados del país.

Al llamar por teléfono a su víctima, el supuesto “Zeta” exige dinero a cambio de soltar o no secuestrar a un familiar y amenaza, de no depositar dinero solicitado, con ejecutar al supuesto familiar secuestrado.

También es común que estas llamadas tengan su origen en algún reclusorio o cárcel del país, obteniendo con cierta facilidad el número telefónico, celular o fijo, de sus víctimas.

La quinta manera detectada para extorsionar, vía telefónica, se da a través de un mensaje de texto con el número telefónico de la Secretaría de Gobernación diciendo haber ganado un premio; piden que hable a un teléfono para saber dónde mandar el supuesto premio…

PARA LEER LA NOTA COMPLETA IR A LA SILLA ROTA

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo